Capsulas de Carreño

Un partido inteligente (Miguel Robledo Restrepo)

 

Por Miguel Robledo Restrepomiguel-robledo

 

——————————
*Anoche la discusión de la figura de la cancha viraba de Armani a Borja y viceversa. Hoy, figuras fueron todos.
——————————-

 

Fue el que jugó anoche el Atlético Nacional en Morumbí. Primero, alineó lo mejor que tiene en nómina (y hablo de Macnelly por lo de la tenencia de Balón y de Guerra que entró en el momento más oportuno).

Segundo, supo esperar desgastando al rival y para ello paró al inmenso Alexánder Mejía, que ayer se tragó la cancha, delante de su línea de cuatro y le clausuró las llegadas a Sao Paulo, amén de que Marlos e Ibargüen se tiraron atrás a colaborar con la marca y de que Armani, como siempre, tapó todo lo que le llegó, como esas dos espectaculares atajadas del primer tiempo y las otras dos supremas en el segundo. Por su parte Macnelly se dedicó a administrar el balón sin rifarlo y sin prisas para habilitar a Borja que se arrimó como en vías de ensayo. Atrás estuvo impecable excepto por dos deslices de Davinson obviados por sus compañeros y de un mal rechazo de Armani que tampoco tuvo consecuencias. Pocas emociones en el primer tiempo como suele suceder en estos partidos trascendentales, lo que nos hizo pensar en el 0 – 0 como un buen negocio.

Pero el segundo tiempo fue a otro precio, precio marcado por la expulsión de Maicon y el ingreso de Guerra, aunque antes Nacional se había mostrado en un remate de Borja a pase de Marlos y en un cabezazo en el travesaño en un tiro de esquina. Luego Borja tuvo otro buen remate que bien tapó el portero Denis.

 

Con el ingreso del Lobito Nacional tomó la manija del partido y comenzó a taladrar sutil pero incesante la defensa tricolor. Dos llegadas con peligro de Sao Paulo en los pies de Bastos fueron bien conjuradas por El Gran Franco, arquero para La Historia Verdolaga.

Con el ingreso de Guerra Nacional se tornó coherente en creación y las jugadas de ataque se multiplicaron. Big Mac se soltó y se asoció con El Lobito, con Marlos y con Borja. La secuencia de paredes entre Macnelly, Guerra, Marlos, Guerra, Mac10 y Borja fue de lujo en el  bordado del primer gol. Y qué decir del filtro de Mac10 a Marlos, su taquito y el perfecto zurdazo de Borja para el segundo gol.

 

Conclusiones: Nacional jugó un partido con mucha inteligencia; con mínimo desgaste físico obtuvo el mejor provecho, un épico triunfo como visitante en Sao Paulo. Regresa al partido de vuelta sin lesionados ni sancionados y con el ánimo al tope. Con un balance superlativo en el rendimiento de sus jugadores. Anoche la discusión de la figura de la cancha viraba de Armani a Borja y viceversa. Hoy, figuras fueron todos.
Armani inmenso con cuatro tapadas, la defensa, impasable;
Alex Mejía, superlativo su rendimiento.
Mac10, el conductor;
Guerra, el generador de la mentalidad triunfadora y de paso gestor;
Marlos, el peón de oro en el ataque porque además de buscar  el gol intervino en las dos jugadas del triunfo;
y MIGUEL ÁNGEL BORJA, joven humilde de Tierralta-Córdoba, tierra fecunda pero severamente castigada por la violencia quien a pulso y pundonor está demostrando las cualidades que lo convierten en el gran goleador de hoy  y esperamos que lo sea para la historia.

Compartir:

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.