Capsulas de Carreño

Un Toro en las divisiones menores Felinas

Foto cortesía El Escenario de los Clásicos.

Por Alfonso Ramírez Jaramillo

Pausado para hablar, calmado y con una gran educación, así es José Alberto Toro Zapata, el popular y cariñosamente llamado ‘Jibarito’ por su amor a la salsa clásica de Puerto Rico y al son cubano.

Comenzó con el Independiente Medellín en 1973 como central en la cuarta categoría, compañero de Marcos, Jimmy y Javier Arango. En ese equipo también estaba Carlos Murillo Giraldo, hoy presidente de Itagüí Leones.

Hizo todas las categorías del DIM, desde la cuarta, tercera, ascenso mayores, Primera A con los Zapata Calderón, Rogelio y Gustavo; Juan Manuel Sugar Ortiz, Juan Diego Aristizábal, el Ciego Velásquez, Luis Octavio Ormeño Gómez, Carlos Mario Estrada, entre otros.

Llegó a la Selección Antioquia bajo la batuta del Tucho Ortiz en 1979. Al año siguiente jugó con Ramiro Monsalve, Chonto Herrera, Carlos Mario Hoyos, Santiago Escobar, Piscis Restrepo, John Jairo Cataño, Alberto Peláez, estos dos últimos ya fallecidos. Fue campeón nacional con esa selección.

Después del DIM

Con la llegada de Julio Comesaña Al DIM en 1982  sale un grupo de más o menos 30 jugadores transferidos a otros clubes. Se queda un año sin fútbol porque debía trabajar para ayudar a su familia (en ese entonces el fútbol no era visto como hoy).

A su regreso se vinculó a la Selección Bello y posteriormente a la Selección Antioquia Sub 23. Fue el combinado antioqueño dirigido por Pedro Pablo Álvarez y William Borja. Con ese equipo salió campeón en el Atanasio Girardot. Recuerda de esa selección a Carlos Ramírez, Jaime Sierra Porras, Edgar Mosquera, Chepe Castañeda, Wilson Hernández.

Toro Zapata luego de esa selección se fue a prueba al Cúcuta Deportivo y posteriormente al Barranquilla FC, sin quedar en ninguno de los dos equipos. Fue cuando se dedicó a terminar su carrera de administrador de empresas, profesión que no ha ejercido pero sí ha utilizado en los equipos. En 2005 trabajó con la Nación en la parte social hasta el año 2015.

Su llegada a Leones FC se remonta al año 2008, laborando con Deportivo Bello con el profesor Orlando Restrepo. En un juego entre los dos Deportivos, Bello y Rionegro, se ve con Carlos Murillo Giraldo el actual presidente de felino, y ese encuentro hizoque un año después se vinculara a la familia que por ese entonces era Deportivo Rionegro.

Allí maneja inicialmente la categoría Primera C, en compañía del hoy asistente del primer equipo, Mauricio Mati Martínez. Poco a poco va subiendo de categorías hasta ahora, que es asistente cuando hace falta un técnico de algunos equipos en las divisiones menores. “Es estar enterado de la mayoría de los jugadores, saber el nombre de todos o al menos el apellido”, dice Toro.

Vivencias felinas

Toda la familia felina se caracteriza por la sencillez y humildad, no solo en la parte de los jugadores sino a nivel administrativo. Alberto Toro tiene una explicación: “Creo que viene desde el Presidente, porque le tocó sufrir en carne propia como jugador. Así mismo, al Bendito Fajardo; nos tocó en carne propia ser jugadores de fútbol. Sabemos lo que siente un joven de 17, 18, 19, 20 años que esta ad portas de pisar un equipo profesional o que ya es profesional».

«Eso hace que nosotros como personas aceptemos un joven de estos y sepamos  lo que le falta y de lo que le sobra, de tener la confianza de llegar y preguntarle por sus inconvenientes porque nosotros también fuimos futbolistas”, añade Toro.

Rememora un momento difícil en una final que tuvo en Rionegro contra Fortaleza FC. En ese juego se pudo haber ascendido, se fueron a penales y se perdió esa oportunidad. “Estábamos mentalizados que ese año íbamos a subir”, se lamenta hoy.

Toro Zapata recuerda la noche de diciembre pasado cuando el equipo ascendió. La felicidad hizo que llorara por ese gran logro. Agradece a Dios y a la historia que lo haya puesto en el ascenso del equipo.

Escuchar música salsa, son Cubano y pescar son sus programas favoritos después del fútbol. «La salsa y el son cubano es alegría, sentirse bien. Me da para pensar a pesar del alto volumen, pero esa música refleja las vivencias sociales a ritmo de son”, asegura.

Alberto Toro, llamado cariñosamente el Jíbaro felino, hace apología de esa chapa: “En Puerto Rico jíbaro se le dice al hombre trabajador, honesto. Dicen que el son cubano lo utilizaban para cortar la caña en Cuba los esclavos; lo hacían con tanto alegría que el son se quedó, porque “El son no se fue de Cuba”.

Habiendo dirigido tanto deportista, se le queda en la cabeza uno en especial:  “Dairin González, hoy jugando en La Equidad. Pasó por América, también estuvo en Leones. Lo califico como excelente persona y jugador, lo recuerdo porque sufrió mucho para quedarse con nosotros en Rionegro, tuvo unas adversidades de la vida malucas, pero las superó y hoy por hoy creo que está muy bien en La Equidad. La última vez que hablé con él me dijo que había hecho un gran arreglo”.

Hablar de las divisiones menores es hablar de una camada de muchachos con muchas ganas. Así lo manifiesta: “Para este año la proyección de jugadores podría estar en uno seis o siete como mínimo para el 2019, más o menos. Traemos algunos desde 2016 como Emanuel Builes, Juan Pablo Montoya (portero), Brayan Vera, Rafael Cervantes; cuatro jugadores de muy buena proyección, sin contar los que aún no han venido al equipo profesional todavía, pero hay otros como Sebastián Viveros, Jonathan Monsalve que ha sido goleador de la Liga varios años y en varias categorías. Creo que de aquí para sacar material para el equipo profesional sí tenemos”.

Un recuerdo

“Un penal que cobré contra Magdalena jugando para Antioquia en el Atanasio Girardot en 1980. El portero era Laborde, estaban los Valderramas:  el Pibe, Alan, Pablo; Santiago Escobar ya había botado un penal y el que yo cobré era el segundo del partido. Iba durísimo: cuando el portero miró, el balón ya iba para la mitad de la cancha. Pateé muy duro, durísimo,. Fue un golazo y ese día ganamos 1 – 0”.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top