Capsulas de Carreño

Unos rien y otros lloran.

Por Oscar Rentería Jiménez, Cali.

 

 

*Faltando dos fechas, el Cali está prácticamente clasificado y el América prácticamente eliminado.

Vi cuatro situaciones que valen la pena analizar con profundidad, después de la victoria del Cali en Palmaseca por un gol a cero sobre Quindío. La primera, tiene que ver con el codazo de Menosse, sancionado correctamente por el árbitro Luis Matorel con tarjeta roja. Por mucho que protestó el defensa uruguayo, el VAR respaldó la decisión del central.

La segunda, para reconocer la forma como Dudamel, ante la superioridad numérica del Quindío, paró muy bien al Cali con tres centrales, agregando de inmediato cambios oportunos y certeros.

La tercera, con el descarado cabezazo de Teófilo Gutiérrez sobre Quintero, que merecía roja directa. El mismo árbitro Matorel arrugó y a pesar de la insistencia del VAR, mató el reglamento al mostrar únicamente amarilla. Finalmente, la excelente jugada de Ángelo dentro del área del Quindío, determinante para que Teo marcara el gol de la victoria.

LO QUE VIENE

El Cali llegó a 30 puntos y para estar totalmente tranquilo, tendrá que ganar por lo menos un partido de los dos que tiene pendientes. Será visitante en la próxima fecha contra Jaguares y cerrará de local frente al Pasto. Para mí el Cali está adentro, porque cambió de técnico y muestra ahora un fútbol más eficaz con resultados positivos.

Espero eso sí que Dudamel, así como la otra vez exhibió un video para criticar a los árbitros, ahora repita lo mismo con el cabezazo de Teo y la gran ayuda que le brindó Matorel. Con Menosse y Teo fuera de la cancha con tarjetas rojas, el resultado y la actualidad del Cali hoy, serían diferentes.

AMÉRICA

Solo un milagro puede clasificar América a los cuadrangulares. Tiene 23 puntos y llegaría a 29, si vence al Pasto en el Pascual y al Pereira como visitante. Pero aun con esas victorias no sería suficiente y es ahí donde entra a funcionar el milagro.

A renglón seguido y en lo que falta de esta ronda, se le tendrían que dar otros resultados, con los equipos que están por delante de los rojos en la tabla. Como se sabe, Medellín, Jaguares, Santa Fe y Bucaramanga luchan por la única casilla, que al parecer está disponible y que hoy defiende Envigado con 26 puntos.

Los jugadores del América confían en el milagro, pero Juan Carlos Osorio con su terquedad no lo quiere. Hace poco le ganó al Tolima en Ibagué y con esos tres puntos prometió no repetir la rotación, ni jugar con tres centrales. Pero lo olvidó, incumplió su promesa, no le importó el sufrimiento de la hinchada, regaló puntos contra Alianza y el sábado perdió con Equidad en Techo.

No hay derecho para que Osorio, el técnico más terco del mundo, hubiera salido con tres centrales en Bogotá. También la volvió a embarrar, al no empezar el partido con Sierra y Ureña como titulares.  Ellos no son grandes figuras, pero tienen suficiente fútbol para no estar en el banco del América.

Mis creencias religiosas me obligan a confirmar que los milagros existen, pero en relación con la posible clasificación del América, tendrán que meter la mano Jesucristo, la virgen, el niño Jesús de Praga y todos los ángeles y arcángeles que se puedan invitar para tan tremenda y difícil ayuda. Lo que me preocupa es que ellos decidan colaborar con la mechita y Osorio vuelva con su terquedad a decir que no.

Mirando la tabla, encuentro a Nacional, Millonarios y Tolima listos. Cali, Pereira, Alianza y Junior están casi listos y los demás a jugar bien y sufrir. En el descenso ya se conoce que Huila volverá a la B y que entre Quindío y Patriotas estará el otro equipo. Por lo que aprecié el domingo por la noche, así como Quintabani ascendió al equipo de Armenia, ahora está haciendo lo posible para regresarlo a la B.

Hasta la próxima.
@oscarrenteriaj

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top