Capsulas de Carreño

USA-Inglaterra, el juego del morbo

La población estadounidense espera celebrar como lo hizo con el gol de Timothy Weah ante Gales que al final terminó 1-1 luego del tanto de Gareth Bale.

====== 

POR WILLIAMS VIERA, desde USA.

 

 

     Debido al Mundial de Catar se espera que en las próximas horas haya una ‘parálisis’ en las actividades que se desarrollan en territorio de la Unión Americana después de la celebración del Dia de Acción de Gracias y por el denominado ‘Black Friday’ que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoritarias y grandes almacenes.

Pero además de lo anterior, lo que también va a causar inactividad será el enfrentamiento entre las selecciones de Estados Unidos e Inglaterra correspondiente a la segunda jornada del Grupo ‘B’ por la fase de grupos de la cita mundialista.

El deporte de multitudes sigue consiguiendo adeptos en Estados Unidos. Esto quedó demostrado con el juego USA-Gales que arrasó con las seis emisiones más vistas con 3.2% convirtiendo el fútbol en el contenido predilecto de los usuarios de la televisión de pago en horario laboral. De hecho, la emisión rebasó el listón de los 400.000 seguidores en una nación que, en los últimos años, se ha convertido en futbolera debido a la pasión que despiertan las 28 franquicias que participan en el torneo de la MLS.

 

RETROSPECTIVA

Estados Unidos e Inglaterra se enfrentarán por tercera ocasión en el marco de la Copa Mundo.

El seleccionado de las ‘Barras y las Estrellas’, incluido Catar 2022, ha participado en 11 mundiales. Jugó 34 partidos con el empate, 1-1, con Gales el pasado lunes 21 de noviembre en el ‘Ahmad bin Ali Stadium’ con 43.418 espectadores en sus graderías; ganó 8, igualó 7 y perdió 19; convirtió 38 goles y recibió 63.

La mejor ubicación de Estados Unidos fue en el Mundial que se realizó en 1930 en Uruguay y se ubicó tercero luego de 3 partidos, 2 triunfos y una derrota anotando 7 goles y recibiendo 6.

Mientras los ingleses jugaron 70 encuentros, ganaron 30, empataron 21 y perdieron 19. Convirtieron 97 tantos y recibieron 66 en 16 participaciones mundialistas. En las cifras referidas se incluyó el triunfo, 6-2, ante Irán, el pasado lunes 21 de noviembre, que se disputó en el estadio ‘Internacional Jalifa’ con asistencia de 45.334 aficionados.

Por estos días el morbo con motivo del duelo USA-Inglaterra trajo el recuerdo del partido de 1950 en Brasil.

Los dos enfrentamientos previos de gringos y británicos se dieron en el Mundial de Brasil 1950 y en Sudáfrica 2010 con victoria y empate, respectivamente.

El 29 de junio de 1950, en el estadio ‘Independencia’ de Belo Horizonte, el equipo estadounidense dio una de las grandes sorpresas en la historia del fútbol al imponerse, 1-0, a los ingleses, considerados en aquel tiempo como los ‘reyes del fútbol’.

La única anotación del encuentro nació en un centro del volante Walter Bahr          que fue aprovechado por Joe Gaetjens, a los 37’, y con un cabezazo potente, sorprendió al arquero inglés Bert Williams que se quedó como una estatua en su arco mientras los 10.151 aficionados no podían creer lo que había ocurrido. A ellos les parecía que aquello era semejante a la presencia de un Ovni sobre las graderías, un tema muy recurrente en ese tiempo.

Entonces, en aquel entonces, en las redacciones de los diarios y de las emisoras, los editores repetían, a través del telégrafo, una y otra vez, a las oficinas de las agencias de noticias:

“Confirmen… ¿Estados Unidos 1 – Inglaterra 0?”.

El mundo no lo podía creer. Y menos en territorio estadounidense debido a que sus jugadores no vivían del ‘soccer’ y si lo practicaban lo hacían ante la soledad de las canchas o de los potreros. No existían estadios para su práctica y la pasión de los aficionados era dirigida al béisbol y al futbol americano.

Por eso, Frank Borghi, de Missouri y chofer de funeraria, en la defensa de su arco salvó a Estados Unidos de la goleada que hablaba la prensa inglesa de 10-1 y que tuvieron que rectificar después.

En el caso de Bahr, quien hizo el centro para el único tanto de esa contienda histórica, era maestro de una escuela en Filadelfia; y Gaetjens, autor del gol, trabajaba como lavador de platos en ‘Rudy’s’, un restaurante de cocina española en Harlem, Nueva York.

Gaetjens había nacido en Haití militaba en el Brookhattan, equipo patrocinado por el dueño del ‘Rudy’s. Directivos de la Federación de Fútbol de Estados Unidos lo vieron jugar y lo convocaron a la selección luego que él declaró su intención de nacionalizarse. Tiempo después regresó a su país y por pertenecer a una familia influyente y vinculada a la política, sin que él haya participado en nada de eso, la policía militar, al servicio del dictador François Duvalier, lo detuvo, lo torturó en prisión y lo ejecutó el 10 de julio de 1957, aunque nunca apareció su cadáver.

Y en Sudáfrica 2010, el morbo por la revancha se registró en el Reino Unido desde antes del sábado 12 de junio, día del partido entre Inglaterra-Estados Unidos en el ‘Royal Bafokeng Stadium’ y en el que los 38.646 asistentes vieron el empate, 1-1, con anotaciones de Steven Gerrard a los 4’ por los ingleses y de Clint Dempsey a los 40’ por los gringos.

Los diarios londinenses, encabezados por ‘The Guardian’, coincidieron en sus titulares, a seis columnas, con una foto, así de grande: “The England revenge has to wait” o lo que es lo mismo: “La venganza de Inglaterra tiene que esperar”.

Jesús Ferreira representa para los estadounidenses el presente y futuro de su selección en el Mundial.

EL PRESENTE..

Entre los 26 convocados por el técnico de Estados Unidos, Gregg Berhaler, se encuentra el delantero colombo estadounidense Jesús Ferreira, quien en cualquier momento puede integrar el onceno que enfrentará a Inglaterra.

“Estoy feliz de representar a todos los colombianos en el Mundial porque por mis venas corre sangre colombiana, pero soy estadounidense de corazón. Estoy listo para cuando el técnico Berhaler decida el momento en el que debo ingresar a la cancha y ya en ella, darle lo mejor de mí a una nación que me apoyó. Estamos conectados en que queremos hacer historia”, dijo Ferreira, de 21 años, quien interesa al Arsenal de la Premier League.

El compromiso entre gringos e ingleses se jugará de nuevo en medio del morbo por la única victoria, en Mundiales, del representante de las ‘Barras y las Estrellas’ mientras su oponente habla de revancha y venganza al tener presente la humillación de 1950.

En tal sentido, el seleccionador Gareth Southgate se encuentra preocupado debido a la falencia defensiva que mostraron sus dirigidos ante Irán.

“No podemos descuidarnos ante Estados Unidos. Ellos van a enfrentarnos con todo y por lo mismo debemos salir con una actitud positiva y sin relajarnos”, es la frase que más repite Southgate no solo al grupo de jugadores que dirige sino a los medios de comunicación.

En tanto, Gregg Berhalter analizó a su rival y espera que el onceno que enviará a la cancha del estadio ‘Al Bayt’ tenga la tranquilidad de manejar la pelota y los tiempos en una contienda en la que, al contrario, los pronósticos le favorecen.

“Sabemos lo que vamos a hacer, sabemos cómo herirlos y lo que tenemos que hacer para cuidarnos. El partido no es predecible. No estamos intimidados y tenemos que demostrar que podemos competir”, dijo Berhalter, seleccionador estadounidense, a la televisión.

Lo único que falta de esta contienda es que la pelota entre en acción creando, fuera de la cancha y en la distancia, en los territorios de Inglaterra y Estados Unidos, quietud del movimiento como si el tiempo se hubiese detenido mientras su gente, frente a los televisores, se encuentra mordiéndose las uñas, respirando agitadamente y con un aumento del ritmo cardiaco. Cada quien verá que los contrarios no desaparecen y por un instante se funden. No es necesario ser un místico para observar esta certidumbre desde antes de que el árbitro deje escuchar su silbato.

¿Se producirá la mencionada revancha? O, ¿se registrará otra sorpresa?  ¿Jugará Ferreira? Son las preguntas del momento.

Los dos técnicos,  Gareth Southgate y Gregg Berhaler, planifican el partido del morbo.

 =======================

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top