Capsulas de Carreño

¡Vaya partido Bravo!

Por Hugo Illera, Diario Deportes.

 

 

*Se vienen Brasil y Ecuador en casa. Seis puntos valiosos que nos acercarán a Catar…

El partido Colombia 0 x Uruguay 0 es el ejemplo de cómo un partido planificado se va yendo para otro lado desordenándolo todo. Lo digo por la selección nuestra, toda vez que Uruguay salió a pelear el partido. Lo quiso hacer, y lo hizo, físico desde el comienzo. Corriendo, presionando a Colombia en su propio terreno, sin freno, con marcaciones individuales casi que establecidas, recuperando el balón y atacando a ultranza con prisa y sin pausa.

Los primeros treinta minutos fueron de ataque constante de Uruguay, abriendo la cancha, utilizando a Nández y Viña como salida del equipo desde el fondo por las bandas, levantando centros sin descanso, buscando a Luisito Suárez y combinando el ataque por los costados con Rodríguez y De Arrascaeta por el centro.

Colombia soportó el bombardeo aéreo de lado y de frente con Barrios, Mina y Cuesta mientras que Medina y Mojica trataban de aguantar las corridas de Nández y Viña. Ese acoso ofensivo de Uruguay, hizo que se perdiera la salida ofensiva de Colombia puesto que Cuadrado (que no jugó su mejor partido) y Díaz estuvieron ocupados en las mismas de Medina y Mojica, aguantando el chaparrón.

Pasados los 30 minutos, Barrios se volvió importante imponiendo su marcación y recuperación gracias a su manera intuitiva de leer la intención del rival. Lástima que, en esas, estuvo solo porque Matheus se fue borrando haciendo que Barrios redoblara su esfuerzo.

Colombia en ataque solo contó con el trabajo afortunado de Díaz. Las duplas Borré-Falcao y Roger-Zapata naufragaron hasta el punto que Duván, que tuvo la mejor oportunidad del juego para anotar y ganar, remató un balón, puesto por Díaz en bandeja de plata, al cuerpo de Muslera. El grito ahogado se oyó en todo el país.

El segundo tiempo fue más luchado, más peleado, más trabado, pero Colombia jugó mejor quitándole el envión físico a Uruguay que sobre el final sintió el desgaste.

En eso, ayudó mucho la entrada de Lerma por Matheus ya que las cargas, de aguantar a Uruguay por el centro, se repartieron entre él y Barrios que hacía, también, el trabajo de Matheus. Fue la única modificación que ayudó a rematar el juego, de mejor manera que los uruguayos, sumando un valioso punto.

La ocasión perdida de Zapata y el cabezazo de Lerma que sacó al tiro de esquina Muslera, dejaron el sello de confirmación que Colombia remató mejor el juego.

En conclusión, treinta minutos iniciales de Uruguay con toda, con tres grandes intervenciones de Ospina, y quince minutos finales de esa primera parte con Colombia recuperando el balón y su idea futbolística.

El segundo tiempo fue más equilibrado, aunque el recuerdo de los dos remates a puerta de Zapata y Lerma indican que, a pesar del mal rato del primer tiempo, Colombia pudo haber ganado el partido.

Se vienen Brasil y Ecuador en casa. Seis puntos valiosos que nos acercarán a Catar…

Barranquilla

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top