Capsulas de Carreño

«Villar pone fin a su memorable carrera bajo los tres palos»

El “Justo” custodio guaraní, sinónimo de seguridad y experiencia. Foto tomada de Conmebol.com


*Tras más de 20 años de actividad profesional en el fútbol, Justo Wilmar Villar Viveros (41), emblema de la selección paraguaya, anunció su retiro definitivo a través de sus redes sociales. El guardameta se despidió de la Albirroja hace algunos meses atrás y ahora decidió cerrar definitivamente su ciclo bajo los tres palos.

En la cancha donde comenzó “mis sueños por convertirme en profesional”, en Cerrito del Departamento de Ñeembucú Paraguay, Villar anunció su retiro del fútbol de manera activa.

“Quiero darles las gracias a todas las personas que me alentaron y siguieron a lo largo de mi carrera, grandes personas, amigos, dirigentes y compañeros con quienes disfruté cosas lindas y pasé cosas feas y también tristes. A mis padres, a la gente de mi pueblo, a mi esposa e hijos y por sobre todo a Dios, por darme la oportunidad de tener una carrera maravillosa”, expresó Villar mediante un emotivo video.

Con la pelota presionada por sus manos como en toda su carrera y con una voz un tanto quebrada, el astro paraguayo aseguró que “seguiré activo desde otro lado, a través del fútbol, que es el deporte que amo”.

El portero jugó por 23 años de manera profesional, de los cuales 19 visitó la camiseta de la selección paraguaya atajando en 3 mundiales. Fue pieza clave en la Copa América del 2011 donde Paraguay llegó hasta la final.

Fue parte de la camada más brillante de la selección paraguaya, que alcanzó los cuartos de finales en el Mundial de Sudáfrica 2010.

El pasado 23 de mayo, en un amistoso ante el seleccionado de Japón, Justo disputó sus últimos 11′ minutos con los guantes del conjunto guaraní.

“Para mí fue un honor haber defendido a la selección por más de 19 años, que es una familia, pasamos momentos lindos y duros, pero siempre lo hicimos juntos”, había expresado en ese entonces, entre lágrimas, el guardameta de 41 años de edad.

-Apostando a Creer En Grande-
De enormes condiciones y tremendos reflejos bajo los tres palos, Justo Villar forjó una prolífera carrera manteniendo la humildad, trabajo y una inquebrantable mentalidad de Creer En Grande, y en cumplir sus sueños.

Villar no fue un cancerbero acostumbrado a voladas monumentales para las fotos, más bien siempre se ha caracterizado por ser expeditivo y brindar seguridad a la zaga defensiva.

Otra de la virtud del portero paraguayo es la intuición desde los doce pasos. Caracterizado por romper el estereotipo del arquero grande ataja penales, mide 1.80 metros.

Debutó en la Primera División en año 1995 en filas de Sol de América y de ahí pasó por otros seis clubes, Libertad, Newell’s Old Boys, Real Valladolid, Estudiantes de La Plata, Colo Colo y Nacional de Paraguay.

El 4 de marzo de 2017 disputó su último encuentro oficial, fue al servicio de Colo Colo, club con el que levantó tres títulos. Con Libertad fue campeón dos veces, también festejó un título en Newell’s Old Boys y en el Nacional paraguayo.
(Fuente: CONMEBOL.com)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *