Capsulas de Carreño

Volvió la confianza. Por Alexis García Vega

Por Alexis García Vega

*El sueño se mantiene, en un país en donde se bendice aquello que te acerca al éxito y se maldice lo que te lo aleja.

Todas las cosas externas que nos suceden nacen de un estado mental interno preparado por un acto de fe y confianza.

Alguien cuenta que una de las  claves del éxito es mantener en la edad adulta un espíritu de niño, ante cualquier circunstancia de la vida.

Nuestra selección Colombia había jugado un partido impensable ante Japón, perdiendo 2x 1, las musas se habían alejado de James y compañía, parecería que el ruido, la fiesta antes de jugar, las pesadas bromas de los miles de compatriotas en Rusia, habían disgustado a las hadas del talento y la victoria.

Jugadores confiables como los Sánchez de nuestra selección: Davinson y Carlos sufrieron una jugada donde los diablillos traviesos, les jugaron una broma, despistándolos y llevándolos a cometer un par de errores que costaron la derrota, hasta don José ese venerable y sabio anciano que los dirige, perdió el manual que tantas alegrías nos había brindado.

Se veía gris el panorama, el partido ante Polonia era mas una amenaza que una oportunidad, los especialistas en críticas se vinieron lanza en ristre contra nuestra selección.

El pesimismo volvió a ponerse de moda, la tormenta comenzó a golpear la nave que llevaba a nuestros guerreros.

“ Todos somos muy ignorantes, lo que pasa es que no todos ignoramos las mismas cosas” A. Einstein

Afortunadamente como esta va por fuera, unió a nuestros hombres, el entrenador gestionó de manera correcta el estado anímico de sus hombres, también recuperó la memoria y el atrevimiento, eligiendo a los correctos para cada posición y click se encendió la inspiración.

Ospina volvió a ser el cerrojo, Davinson  la seguridad, Barrios el guerrero, Cuadrado el atrevimiento, Quintero el toque de distinción, James el talento, Falcao el tigre, Pékerman el líder, Colombia la felicidad.

El sueño se mantiene en un país en donde se bendice aquello que te acerca al éxito y se maldice lo que te lo aleja, el punto medio, el equilibrio de este juego necesita hombres ponderados, ubicados en un lugar lejano del ruido, que nos enseñen a creer, a tener fe.
Vamos Colombia!!

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top