Capsulas de Carreño

¿Y los goles?

Por Hugo Illera, Diario Deportes.

 

* Se mueven entre empatar y no perder. Y se olvidaron de ganar…

 

 

Estamos jugando la cuarta fecha de la Liga BetPlay DIMAYOR y hay cosas que no están bien. Comenzando por el promedio de goles. Al momento de escribir esta columna es de 1,95 por juego. En las últimas ligas, el promedio ha girado sobre dos goles por partido. Esta vez hemos bajado el piso de la pobreza goleadora que nos ha acompañado.

Evidentemente algo no está bien en el montaje y desarrollo del juego en nuestros equipos. Equidad no ha podido anotar un solo gol en cuatro partidos. Medellín ha anotado uno en cuatro empates consecutivos, Equidad, Huila, Águilas y Pasto aún no ganan. El marcador que más se repite es 1×0.

El líder goleador es Brayan Fernández del Bucaramanga que hizo cuatro goles en las dos primeras fechas.

De los llamados goleadores de raza Fernando Uribe de Millonarios y Adrián Ramos del América han anotado dos goles en cuatro partidos.

El goleador del Junior es Juan David Rodríguez que marcó dos goles en los primeros dos juegos ante América y Envigado. Esos dos goles son los únicos que ha anotado el equipo Tiburón que ya acumula 191 minutos sin convertir.

Cristian Martínez Borja, el goleador que se trajo para reemplazar a Miguel Borja. Ya acumula tres partidos y 168 minutos y los remates suyos a puerta son escasísimos y ante Libertad, en Copa Sudamericana, marró un tiro penal que tapó el arquero y quedamos por fuera del torneo. Ojalá pudiéramos llamarle sólo Martínez, a ver si se le mejora la situación y no lo estemos asociando con el Borja ido.

Han arrancado bien Alianza, Bucaramanga y Quindío, equipos chicos, metidos en el Grupo de los 8 por encima de Junior, Medellín, Cali y Santa Fe cuando hemos jugado el veinte por ciento del calendario.

En el uso de las estadísticas, los primeros resultados te van dando una tendencia y la misma indica que habrá equipos chicos que pelearán y otros que se hundirán y equipos grandes que sufrirán y se moverán alrededor de la octava posición.

El producto del fútbol que vemos es el resultado del trabajo de los técnicos. Sólo ellos tienen esa responsabilidad. Entonces, que la asuman y encuentren la solución a la anemia de gol.

El fútbol es un juego cuya finalidad es meter goles. Goles para ganar, sumar y obtener títulos. Pero, parece que se les ha olvidado por el miedo a perder. Se mueven entre empatar y no perder. Y se olvidaron de ganar…

Barranquilla.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top