Capsulas de Carreño

¿Y qué se puede esperar de Nacional?

BOGOTÁ. Dorlan Pabón, minuto 76, habilitado por el ex verde Geisson Perea, tuvo una oportunidad clara en el mano a mano con el juvenil arquero Silva. Y nada pasó. Cuando la veteranía no ayuda. Foto @Dimayor.com.

==

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

 

*El proceso Sarmiento ilusionó, partido a partido va perdiendo credibilidad. Y hay jugadores que están en nada.
=====

Los minutos 76 y 85 retratan de cuerpo entero lo que es un equipo sin convicción, sin intención, sin ambición, totalmente idos de lo que podría ser eficacia o mejor fútbol a lo que resulte.

A los 76 fue Pabón y a los 85 Barrera solos, si solos ante el arquero desperdician, dilapidan claras opciones que permitirían tres puntos, pero ellos no quisieron.

La ausencia obligada de Gómez y Banguero motivó a Sarmiento a intentar con otros hombres y en posiciones distintas, Pabón de nueve y detrás de él Andrade, vuelve Mantilla.

Pero la intención del técnico por lo visto en el desarrollo era defenderse, complacido con el empate, cuando Santa Fe no era tanto, como para no aspirar a ganar.

Así ni técnico, ni jugadores aspiraban, la mediocridad campeaba, a los 4 minutos, de tiro de esquina vuelve el fantasma en defensa, sin marca, sin referencia, le cabecean libre, para la primera anotación.

Lo que sigue son errores repetidos, reiterados, malos movimientos en defensa que conjura Mier, rendimientos individuales MUY POBRES, necesariamente enumerarlos a todos, sólo Mier el destacado del partido.

El empate llegó por Román que con sus diagonales llegó a posición de 9 y aprovechó centro de Mantilla para el definitivo 1-1.

Nacional encuentra espacios, pero entre la ineficacia, el egoísmo, las malas decisiones, nada se concluye.

En la inicial Nacional fue el aparente dueño y en la complementaria se lo endosó al Santa Fe para un aparente dominio de este.

Los cambios se dan, a los 65 Barrera por Andrade ( no pasó nada ), a los 77 Duque y Solis por Pabón y Mantilla ( tampoco pasó nada ).

El proceso Sarmiento ilusionó, partido a partido va perdiendo credibilidad, pero son sus jugadores los que están en nada, de los que se puede esperar muy poco.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top