Capsulas de Carreño

Alguna idea nueva y otras no tanto Francisco Schiavo, canchallena.com)

Francisco-Schiavo


Por Francisco Schiavo,
Canchallena.com


————————————————————
*
Tinelli (en la foto) seduce con el éxito personal y el deportivo, de necios sería negarlo.
————————————————————-

El empresario exitoso, el hombre de moda, el conductor de TV desfachatado, el multimillonario con aires de rey Midas y el vicepresidente de un club de fútbol con cierto carácter ácido. Marcelo Tinelli es todo eso. Y todo eso no les gusta a muchos dirigentes del fútbol argentino que todavía se sostienen de las viejas estanterías de la AFA y que le harán la vida imposible hasta que se resuelva su posible candidatura al sillón de Julio Grondona. O tal vez por más tiempo. Sí, sin duda, se precisa un cambio.

Tinelli seduce con el éxito personal y el deportivo, de necios sería negarlo. A casi todo le pone un moño, el más grande. En el borrador que les presentó a los demás dirigentes activa una serie de medidas que, en su mayoría, desde hace rato se habla. Desde el reparto de los derechos de TV hasta un cuerpo colegiado de árbitros. Desde el apoyo de la política nacional hasta el mentado sistema AFA Plus.

Desde el potencial del seleccionado hasta la transparencia perdida. Desde la participación de todos los clubes hasta las decisiones consensuadas de un comité ejecutivo que nunca actuó como tal. Es lo que siempre debió haber sido, pero tan mal estuvo la cosa que hoy una excepción parece la regla. El cambio más drástico de la propuesta de Tinelli se ve en el marketing, en la estrategia comercial y en la comunicación, áreas que conoce de la A a la Z. También incluye un interesante proyecto educativo. Lo novedoso del resto del proyecto sería ejecutarlo.

Así como tampoco deja que un reglamento se interponga entre él y su ambición, Tinelli rara vez acepta un no. Y así el poder lo lleva hasta una posición volátil. No hace falta escarbar en la memoria y aparecerá un caso testigo: cómo embistió contra Nicolás Bertolo, futbolista que eligió irse a River en vez de a San Lorenzo. O, peor, cómo despedazó a Silvio Trucco tras un mal arbitraje en el partido entre San Lorenzo y Godoy Cruz.

Se siente cómodo con el control, pero si prospera en la AFA, desde hace bastante un estanque de pirañas, tendrá que autocontrolarse y despegarse de egos y colores. Tranquilo, sin arrebatos ni atropellos. Para que de una vez funcionen las nuevas ideas y… las no tanto.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *