Capsulas de Carreño

¿Cuál es el modelo de negocio que quieren los directivos del DIM?

 

Por Carlos Andrés Mesa Jaramillo.
Columnista Cápsulas. México.

 

 

*Existen dos caminos que la hinchada pide a gritos, que alguien compre el equipo, ojalá algún grupo empresarial, o la propuesta de democratizarlo.

 

Cada día nos preguntamos ¿Cuándo cesará la horrible noche en el equipo?, y realmente son preocupantes las noticias y salidas en falso de los directivos, ya que en vez de alegrar a la hinchada, parece una película de terror con pesadilla incluida.

Realmente son inconcebibles las decisiones al interior de la institución, las más recientes la terminación del contrato con Francisco Flores, el cual al ser un jugador de selección debería tener un mejor nivel o darle mayores oportunidades. La duda que queda es realmente si tenía el aval del técnico por qué no rindió si lo había solicitado desde hace mucho tiempo. Lo preocupante es que no tenemos un volante tapón con experiencia y roce internacional para jugar una Libertadores.

Después viene la noticia de que el juvenil Edwin Mosquera “Shirra” se va para el Boca Juniors como parte del caprichoso convenio que beneficia más al equipo xeneize que al Dim, ya que es claro, que se llevarán a nuestros jugadores con mayor proyección y nos enviaran las reservas que no tuvieron oportunidad en el primer equipo de ellos.

No me extrañaría que en poco tiempo se anuncie la salida de Jesús David Murillo y tendremos que jugar Libertadores y el torneo colombiano con una mezcla de juveniles y los pocos jugadores desconocidos que han llegado.

El consejo para los directivos es que hay que ser claros con su principal cliente que es la hinchada, la cual, se encuentra inconforme y no hay una comunicación efectiva y sincera. No sabemos cuál es el rumbo del equipo y el ADN que quieren implementar, genera mucha desconfianza la alta rotación de personal tanto en la parte administrativa como en la deportiva, puesto que han pasado innumerables personas, valiosas algunas, otras no tanto, que solo dejan claro que no hay un rumbo definido. A pesar de los cambios en la junta directiva, es claro, que las decisiones las termina tomando solo el dueño, y con la gravedad de que la familia no le permite invertir en el equipo, generando que las demás personas no tengan la autonomía necesaria como el nuevo presidente.

Hay que realizar una felicitación especial a la barra de la Rexixtenxia Norte ya que fue un éxito total la caravana inversa que organizaron de una forma pacífica, también es de resaltar el respaldo masivo de la hinchada. Ellos han sido humildes en aceptar y asumir la responsabilidad en las decisiones pasadas de creer en las mentiras que les prometía el dueño del equipo. Lo destacable, es que en este momento ya asumieron un rol más crítico con la actual administración y están ejerciendo un liderazgo incluyente y propositivo con todos los sectores inconformes que se quieran unir con propuestas para el bien de nuestra amada institución.

Ojalá que no solo sea flor de un día, sino que sigan con la presión a estas directivas nefastas. Al parecer, esta barra tiene objetivos y un plan estratégico más claros que el mismo equipo, ya que este último, como siempre se ha dicho lo manejan peor que una tienda, y así quieren que lo sigan manejando con la complicidad de los socios minoritarios como Asobdim, en cabeza de su presidente, que ha irrespetado a los hinchas llamándolos de una forma desobligante.

Existen dos caminos que la hinchada pide a gritos, que alguien compre el equipo, ojalá algún grupo empresarial, o la propuesta de democratizarlo. Incluso se habla de un modelo combinado de ambos. Ojalá que el dueño pueda dar un paso al costado, y que se dedique a sus negocios en otras áreas donde ha sido exitoso. Lo difícil será negociar con él, ya que no va a vender barato el equipo y va a querer ganarle mucho más de lo que ha invertido, aunque en este momento se encuentre muy devaluado por las decisiones tan absurdas.

Compartir:

6 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top