Capsulas de Carreño

Cuéllar y Celis (Javier Castell López, El Heraldo)

Javier CastellPor Javier Castell López,
El  Heraldo


————————————————————-
*Del comportamiento de estos dos volantes, de su continuidad y reserva física, dependerá en un alto porcentaje que Junior sea más dominador que dominado
.
————————————————————-

Durante algún tiempo y en algunos lugares se miraba con cierto desdén la tarea del volante de marca. Carlos Bilardo, en su paso por la Selección Colombia lo exponía así: “Quiero un volante que marque y no sepa, uno que marque y sepa y uno que sepa y no marque”.

Semejante reduccionismo a través de una supuesta especialización de los roles es para mí inaceptable. Afortunadamente el fútbol, antes y ahora, ha contado en ese lugar con jugadores de excelsa calidad.

Junior cuenta con Cuéllar y Celis. Dos jóvenes que están teniendo el mejor desempeño desde que se encuentran en el equipo Rojiblanco.

El primero se atreve a sumarse a la zona de generación con asiduidad. Es capaz de retar al adversario para eludirlo. Tiene potencia en el arranque. Posee un punto de anarquía que, para bien, le acerca atrevimiento para lanzarse al ataque, y que, para mal, lo desordena en sus tareas de marca. Ópticamente convence más rápido al hincha porque conduce más el balón. Pero, justamente creo que ese es un punto que debe mejorar: en esa zona hay que simplificar el juego, distribuir con responsabilidad.

Tocarla mucho pero tenerla poco dice un viejo aforismo futbolero. Si aprende a mirar antes de entrar en juego muy probablemente reducirá sus excesos de conducción y tendrá energías intactas para sus otras obligaciones tácticas.

Celis es hoy por hoy el jugador con mejor lectura del juego. Ha mejorado tanto su sentido de la ubicación que es el dueño de todos los rebotes. No solo se interesa por el balón sino también por los movimientos de sus compañeros para saber a quién releva. Su principal enemigo era su atrasado aterrizaje a la zona del balón, por lo que casi siempre no encontraba a este sino al rival. Esto le trajo muchas amonestaciones y expulsiones que le impedían tener continuidad y atrasaron su crecimiento. En estos partidos no. Está antes porque sigue la jugada. Su técnica es correcta así que no debe cohibirse de aportar ofensivamente, cuando la situación lo amerite o la adversidad obligue.

Del comportamiento de estos dos volantes, de su continuidad, mejoramiento y reserva física, dependerá en un alto porcentaje que Junior sea más dominador que dominado. Y de su constancia y auto exigencia para incrementar el nivel actual, serán jugadores de club o de Selección.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top