Capsulas de Carreño

DIM 103 años (II): Otra expresión.. Hoy con Wbeimar Muñoz Ceballos

 aficionados-rojos-15

Por María Victoria Zapata B.

dim-103

maria-victoriaSiempre, siempre,   el del aniversario de fundación del  Deportivo Independiente Medellín, será un día diferente para la hinchada del Equipo del Pueblo. La feligresía roja del DIM  seguimos celebramos con infinito orgullo  los 103 años  de existencia de nuestro muy amado  Rey de corazones.

Ya en otras  oportunidades hemos exaltado la efemérides Poderosa  a través de su  cronología, de sus  inolvidables jugadores, de sus emblemáticos y muy recordados hinchas, de las manifestaciones del inigualable amor  expresado  en caravanas, tifos, majestuosos recibimientos y, por supuesto, de la monumental bandera que cubre  la totalidad  de  las tribunas y  arropa por completo  a la hinchada  del deportivo Independiente Medellín.

Hoy, en este nuevo cumpleaños del DIM,  la inagotable pasión del hincha dejará de enfocarse en  las graderías del estadio  se  capturará su imagen  desde  otro espacio y  desde otra lente: la  del  analista, la del comentarista y la del periodista,  todos ellos testigos excepcionales e imprescindibles de cada  jornada de fútbol y de cada alegría o frustración rojas.

En su ejercicio profesional, ellos  han recorrido  largos tramos  en la variada y rica historia Poderosa. Por ello,   en esta ocasión, el  homenaje en  la conmemoración de los 103 años de fundación del Decano del fútbol en Colombia será  desde la cabina de transmisión, desde el raciocinio del especialista y desde la fluida pluma del periodista deportivo. El recuento de momentos inolvidables,  la semblanza de  hinchas que quedaron en el recuerdo y en la centenaria historia,  la visión sociológica, la  condición hincha-periodista y algunas anécdotas  que  reescriben de mil formas más, la Poderosa  pasión del seguidor del Equipo del Pueblo.

Para el Maestro Wbeimar Muñoz  mi reconocimiento y gratitud por su amabilidad y colaboración.

WBEIMAR MUÑOZ CEBALLOS:
ZZZZZZZZZZZZWbeimar Muñoz (25)

1- Concepto desde el punto de vista afectivo-emocional, etc

R- Entre algunos seguidores muy representativos del club, (Malevo fue uno de ellos), se acuñó hace muchos años una frase que ha hecho carrera: «El DIM no es un equipo de fútbol, es la pasión de un pueblo».

El aserto anterior está basado en tres hechos.

1) Es la institución deportiva profesional de más vieja data en la historia profesional de Colombia.
2) Para un hincha, pertenecer a ese caudal de seguidores, es una forma de arraigo a una comunidad que lo ha excluido en la semana y de expresión de pertenencia a una ciudad, puesto que lleva su nombre.
3) Joseph Goebbels, ministro de propaganda Nazi, afirmó alguna vez que una victoria en un campo de fútbol es más importante para la población que la conquista de una ciudad en campo enemigo».

Si bien es cierto que éstas consideraciones, se pueden aplicar a cualquier equipo en todos los meridianos y paralelos del mundo, también lo es, que una gran mayoría de los hinchas rojos, pertenecen a los estratos donde más campea la injusticia social en salud, vivienda, empleo, etc., y por eso el estadio es el escenario perfecto para la reivindicación de sus derechos.

Esos hombres y mujeres sostienen una lucha ruda por sobrevivir ante las humillaciones, los trabajos poco calificados y las miserias que parecen no tener fin. El equipo les devuelve la existencia con cada punto ganado. En un campo de fútbol se sienten estrellas y constituyen pasajeras hermandades en torno a sus banderas.

2- Opinión de esa hinchada, etc.

R- Todas las fidelidades del mundo se pueden derribar, menos las del fútbol. Esa es la razón por la cual, los seguidores rojos soportaron un ayuno de 45 años sin títulos. El hincha vive más identificado con sus ídolos que con sus propios parientes.

Si mal no recuerdo fue Juan Nuño, el famoso filósofo español, quien afirmó que un perdedor de la semana (en lo social) pasa con el fútbol a vencer por 3-0 o 4-1, al menos algunas veces en su vida. Hace una pausa en el trabajo y pasa de la jaula de cemento, a la naturaleza de una gramilla y allí entona su «no necesito tenerte arriba», como un desahogo para la angustia, el estrés y la neurosis, tan comunes en el mundo de hoy. Y conste que estamos hablando de los hinchas que practican el fútbol con sentido lúdico o que hacen parte del espectáculo de consumo, como espectadores respetuosos y no de los vándalos de sicopatías absurdas.

Éste, grosso modo, es nuestro pensamiento sobre la fanaticada roja, en un nuevo aniversario del club. Una fuente inagotable de emociones e identidades colectivas, que le dan sentido a la vida de muchas personas.

El fútbol es una arteria incontenible de pasiones, persiguiendo sueños.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top