Capsulas de Carreño

La retaguardia. Por Jorge Iván Londoño M.

 

Por Jorge Iván Londoño M.
Columnista Cápsulas.

 

 

*Nos mandaron a vacaciones colectivas con la ilusión de un 2021 diferente, por la llegada del técnico Guimarães.

 

Por lo general, la retaguardia en los ejércitos está compuesta por los soldados rasos y la vanguardia por los generales. Pues bien, la retaguardia de Nacional para su partido contra el América estuvo compuesta por cuatro soldados rasos (Guerra, Córdoba, Murillo y Cano)   acompañados por tres cabos (Helibelton, Segura y Baldomero) y la vanguardia por cuatro generales (Vladimir, Andrade, Jarlan y Arango) responsables de llevar el peso del equipo.

 

A pesar del desbarajuste ocasionado por el virus en las filas nacionalistas, virus que nos tiene hasta la coronilla, guardábamos la ilusión de pasar a la siguiente ronda, porque los “nuevos”, hasta ahora habían mostrado temple, y de los “viejos” conocíamos sus cualidades; además el marcador nos favorecía.

Cuando la terna arbitral comenzó a subir las escalas de la zona mixta y le vi la cara al árbitro, exclamé ¡Ay Dios!

A los 30 segundos de comenzar el partido, cuando apenas nos estábamos cobijando,  Andrade le hace un pase magistral a Jarlan quien remata al arco y el balón le llega directo al portero escarlata. Si ese balón entra vuelan las cobijas a la porra.

Todavía en los albores del partido, Vergara, el que juega por dos, recibe el balón en la mitad de la cancha, y como si se tratara de romper el récord de los 100 metros planos, emprende veloz carrera hacía el arco de Guerra, Baldomero se le pega, pero lo único que hace es la corte de honor para que el monoteñido llegue hasta el área y derrote al debutante Guerra para empatar la serie.

La retaguardia nacionalista, convertida en un mar de errores, nervios e imprecisiones, permite que al minuto 20, Ramos bañe a Guerra para el segundo de la noche. Y el rancho ardiendo porque diez minutos después, Helibelton comete falta que el central pita como penal. Menos mal el vertical se nos hace cómplice, y nos vuelve el alma al cuerpo, porque seguimos a un gol de empatar la serie. ¡Quien quita!

Al minuto 39 en una proyección del lateral  Murillo (recuerden que es de Nacional) sobre la carrera chuta el balón, y en la caída golpea el pie de Jaramillo, acción atribuible a la inercia. Los genios del VAR le avisan al de amarillo y negro vestido, revisa la jugada y sin apoyarse en la física, expulsa al espigado y sorprendido jugador, quien según el árbitro, debió haber parado en el aire y esperado que pasara el defensor rojo para no tocarlo. Vieron, se cumplió el ¡Ay Dios!

Se agotan los 45 minutos iniciales, con el cambio de Segura por Cabal, o sea que ahora son cinco soldados rasos y dos cabos. Para ajustar, los generales de la vanguardia no encuentran el camino para llegar al gol.

Comienza los 45 minutos finales, suficientes para empatar la serie. Nacional mejora en su producción ofensiva, pero sin generar acciones de riesgo. Al minuto 54 es expulsado Jaramillo por golpe en la cara a Jarlan, lo que equilibra la balanza. Llega el fatídico minuto 60 para que el portero Guerra, en una salida en falso, le cometa falta a Ramos, decrete el penal y pida perdón públicamente. Cobra el ofendido y apague y vámonos.

Termina la era Restrepo con un balance aceptable, que alcanzó a ilusionarnos, pero la adversidad, la pobre retaguardia y el deficiente  balance de la artillería pesada, que no encontró el Andrade habilidoso, hasta se le noto bajo de forma, el Jarlan socio de todos, el Vladimir punzante y el Arango frío y displicente, que definitivamente aporta muy poquito a la causa.

Nos mandaron a vacaciones colectivas con la ilusión de un 2021 diferente, por la llegada del técnico Guimarães (pues, todo indica) y ojalá por la conformación de un equipo con once generales comprometidos con la causa.

Mis deseos sinceros por una navidad en paz y en familia, y un 2021 negativo…. para el coronavirus.

Compartir:

3 comentarios

  1. luz Teresita Londoño

    3 diciembre, 2020 at 12:43 pm

    *Por comentario de Jorge Iván Londoño
    FELIZ NAVIDAD, comentario magistral, esperar el 2021, porque el 2020, fue raro en todos los aspectos, felicidades.
    Luz Teresita Londoño

  2. Juanfer

    29 noviembre, 2020 at 2:45 pm

    *Hasta el 2021
    No más comentarios por hoy y hasta el 2021. Mejor hablemos del COVID-19 que casi ni lo mencionamos.
    Saludos, Feliz Navidad y lo mejor para el 21.
    Juanfer, Juan Fernando Echeverri, Medellín

  3. Jorge Alberto Cadavid M

    29 noviembre, 2020 at 12:16 pm

    *Por comentario de Jorge Iván Londoño
    Jorge Iván, la descripción de la película por ti, es patética, es la realidad, reflejada en ese ¡Ay Dios ¡que hay que expresar cuando en la cara del Sr Ospina uno ve » al diablo» vestido de árbitro.
    Jorge Alberto Ospina M., columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top