Capsulas de Carreño

Independiente Medellín = Incertidumbre …!!! (MVZ)

En la práctica del domingo, DIM enfrentó a Deportivo La Guaira para un entrenamiento de 90 minutos. No hubo goles. Foto Comunicaciones DIM.

Por María Victoria Zapata B.

A pocos días de la iniciación de la Liga Águila II, la situación actual  del Deportivo Independiente Medellín es  preocupante y caótica en  extremo. No podemos  ser ajenos a ella.  Tampoco ocultarla ni permanecer impávidos ante  la cada vez más desacertada  gestión del mayor accionista del equipo, Raúl Giraldo.

La  renuncia, la semana anterior, del presidente Michael Gil Gómez y la creciente inconformidad de la hinchada, son  dos pruebas más de la anarquía que reina en un DIM que perdió su rumbo  por completo.

Si no fuera suficiente con ello, las declaraciones de  Giraldo, al  referirse a la imposibilidad de  más contrataciones  de jugadores para el torneo próximo a comenzar, son desesperanzadoras en grado superlativo: «Somos conscientes que las fuerzas básicas merecen oportunidades»  Es decir, que los anuncios de los  refuerzos fueron puros embelecos, tal   como lo temimos y denunciamos algunos hinchas  desde  tiempo atrás. Es la reafirmación de todas las mañas  de una dirigencia que se mueve entre  mentiras, inconsistencias y promesas vanas, como las que a continuación reseño:

“No hemos anunciado los refuerzos porque son de los equipos que están jugando las finales».

«No sacaremos los abonos hasta tener los refuerzos»,

«Los 4 refuerzos serán de categoría”

En una dirigencia a la que sobra voluntad para engañar a su afición pero  a la que le faltan  gestión e intención de propiciar la trascendencia institucional, la credibilidad de la hinchada roja ha llegado a un punto tan bajo que ya no  se le da crédito ni a las cifras informadas sobre el movimiento de los abonos. En otras palabras, a la dirigencia del DIM le creemos tan poquito, que hasta dudamos se hayan vendido los once mil abonos que proclaman en sus repetitivos comunicados. Quieren, a costa de unas cifras de las que tampoco nos fiamos, recuperar una confianza que ellos mismos destrozaron con sus  montones de mentiras.

En cuanto al equipo,  somos conocedores de las carencias y deficiencias en materia de nómina. No tenemos lateral izquierdo, nos hace falta otro central, el DIM pide a gritos un genuino volante de armado y ahora, con la prolongada incapacidad del Chacho Castro, se precisa de  otro delantero con gol. Tampoco tenemos  suplencia. Sabemos, así mismo, que  estas  posiciones se quedarán sin cubrir adecuadamente por cuanto el mayor accionista de Independiente Medellín piensa no solo en suplirlas con jugadores de las divisiones inferiores sino convertir al  Equipo del Pueblo, de una forma soterrada y cínica, en un proveedor de prospectos, una escuela de fútbol o una fiel copia del Envigado F.C.

En ese orden de ideas y teniendo en cuenta que los procesos y proyectos en el DIM son tan  inexistentes como la transparencia y coherencia de una administración tan  embustera con su afición  como  indolente  ante los apremios del equipo,  es poca la expectativa que nos acompaña en estos días previos a la iniciación del campeonato.  Si bien es cierto  el DIM   mostró  mejoría táctica y de manejo del balón en el partido ante Pachuca y el período inicial con Peñarol, también lo es que  el técnico Alexis Mendoza no cuenta  con los jugadores requeridos para llevar a cabo su labor. Milagros no le podemos exigir.

En  relación con la  afición roja, el panorama es igual de sombrío y la división es total. Mientras una fracción de la hinchada ya  es consciente que  el Deportivo Independiente Medellín se dirige inexorablemente  hacia el abismo,  que la gestión de Raúl Giraldo se acerca cada vez más a aquellas épocas que no  queremos recordar ni repetir,   otro grupo de hinchas insiste en  darle toda la credibilidad al sartal de mentiras  que se gestan en las oficinas del DIM, en asumir la defensa cerrada de un  dirigente (???) cuyos intereses personales superan en mucho  los institucionales y en cohonestar, bajo el manto de un mal interpretado sentimiento Poderoso,  con una cadena de engaños que se inició después de la obtención del título  en junio del 2016.

Así las cosas, la ilusión y expectativa propias de la  pretemporada y/o iniciación del campeonato  son  inexistentes para la mayoría de hinchas rojos. Hoy NO creemos en Raúl Giraldo ni en ninguno de los dirigentes del Deportivo Independiente Medellín. Sabemos que NO tenemos una nómina de peso para encarar Liga y Copa  Águila y, para completar,  como hinchada  carecemos de unidad conceptual  frente al presente y futuro inmediato del equipo. La división es profunda, como nunca antes se presentó en la feligresía roja.

A seis días de la iniciación del campeonato, la incertidumbre es total…!!!

Finalmente, y de parte mía, todo el respaldo para el cuerpo técnico que encabeza el estratega  barranquillero Alexis Mendoza, para los  nuevos jugadores, Andrés Cadavid y Adrián Arregui, y para los demás  integrantes del plantel, referentes, veteranos y juveniles. Igualmente,  ratifico  la posición asumida desde hace  poco menos de tres años respecto del  propietario, Raúl Giraldo y la totalidad de directivos del DIM, a quienes rechazo de manera contundente y radical.
(María Victoria Zapata B.)

Compartir:

14 comentarios

  1. GUILLERMO PINEDA

    9 julio, 2019 at 5:10 pm

    *Acertado comentario de la Dama Roja
    Buenas tardes muy acertado el comentario de la Dama Roja. Yo lo dije cuando empezaron a hablar de contrataciones, que todo eran especulaciones de los periodistas eso se sabía mucho tilin tilin y nada de paletas, compré mi abono y caro me tocó irme para vvp7 porque en todo occidental alta no había un solo abono,o sea que la hinchada sigue creyendo en el proyecto.

    Yo con todo el respeto de los demás creo y por eso me abone, repito a un precio caro
    ATT Guillermo Pineda, hincha del DIM

  2. Carlos A Restrepo

    9 julio, 2019 at 10:13 am

    *Una situación deprimente la de este DIM 2019-2
    Falto de nómina, jugadores lesionados, otros inexpertos y varios de los que hay disponibles no dan la talla. Ahora tienen a un jugador parado (Didier) en espera de un equipo que les quiera pagar una millonada por él. La última es que se decidieron por un trueque en el que Didier iría al Club Lanús de Argentina a cambio de un joven jugador de 21 años, 1.62 de estatura y 135 lbs de peso llamado Gastón Lodico, quien juega como mediocampista (a veces) pero que creo no jugó en el partido contra Nacional. Es un juvenil que según dicen es hábil, rápido y barato…
    Carlos A. Restrepo, Medellín, hincha del DIM

  3. javier Albeto Dávila

    9 julio, 2019 at 12:44 am

    *Por artículo de la señora MVZ
    Cuando se mira el artículo de la señora MVZ y los comentarios anexos, me queda la duda si es por desconocimiento o por premeditación en la crítica, la realidad del futbol colombiano está totalmente fuera de estos apuntes, estas criticas, estas afirmaciones y estas solicitudes.

    Hace pocos días se entregó a la opinión pública, los balances económicos de los equipos colombianos en el anterior ejercicio y se concluyó que 18 de esos equipos están a punto de declarar la inviabilidad económica y que los otros dos ricos, van camino a llegar al mismo punto y que la única esperanza de todos es la televisión y si no se logra implementar el canal premiun, la hecatombe está a la vuelta de la esquina.

    El Medellín mostró más de 17.000 millones en pérdidas y es el segundo más malo, pese a que los hinchas acusan al dueño de solo mirar sus utilidades en el futbol y en la venta de jugadores anexo a la tacañería en la conformación de la plantilla y se puede concluir que si ese es un buen negocio, entonces cuales serán los malos.

    Critican al Envigado por ser solo concebido como una cantera de jugadores, pero este club es el más adelantado en el país y TODOS tendrán que parecerse a él, pues el único ingreso seguro, para un país exportador de jugadores, estará en la venta de futbolistas y el presupuesto anual de todos los equipos ya muestra rubros de ingresos por ventas, del 50% de los ingresos y si no se cumple, todos estarán abocados a la bancarrota.

    Nacional tenía dos jugadores con interés del exterior por ellos, Cuesta y Lucumí y hoy ya ellos salieron del país y este equipo pudo reinvertir en traer otros jugadores como remplazo y la hinchada no a salido a cuestionar esta labor de los directivos, en cambio Medellín tuvo una oferta por Ricaurte y se vio en la necesidad de declararlo intrasferible porque la hinchada protestaría este transacción y cualquier otra que se intente.

    Las perdidas mostradas en el balance se sanearían con la venta de Didier (3.25 millones de dolares) pero su mal desempeño en la Coruña dañó el negocio y ahora el futbolista regresa para quedarse con sus derechos como agradecimiento con el equipo por haberlo sacado del ostracismo y por haber invertido dinero en él. Con la venta del 50% de los derechos de Daniel Torres (1.95 millones de dolares), pero tampoco su desempeño facilitó el negocio y esa plata está en el aíre porque el futbolista exige quedarse en el exterior así el equipo no recobre su inversión y el señor Castro ( 4 millones de dólares) pero su bajo rendimiento y sus continuas lesiones impiden su mercadeo, aunado a la crítica de la hinchada cuando se habla de venderlo y amenaza con hacer plantones y con la mitad de ese dinero las pérdidas estarían en cero.

    Mirando el mercado de pases de Colombia, todos los equipos dan grima en sus gestiones y todos han bajado el perfil de los jugadores a traer y todo tiene que ver con la falencia en los ingresos y el Medellín solo es uno mas en esa problemática.

    Si el semestre pasado Pasto fue subcampeón recogiendo los sobrados de todos y este semestre todos son Pasto y todos tienen incertidumbre, porque están haciendo lo mismo, recogiendo jugadores descartados de los otros o trayendo futbolistas fracasados del exterior o contratando jugadores de bajo perfil en el exterior con la esperanza que acá rindan y se valoricen.

    Como conclusión cambiemos a todos los dueños de los equipos y que estos queden en manos de los hinchas que seguramente tienen más plata que ellos y obviamente saben mucho más de futbol y de administrar un equipo.
    Javier Alberto Dávila, Medellín

    • Xentimiento

      9 julio, 2019 at 11:21 am

      *En respuesta a Javier Alberto Dávila
      Javier, estoy de acuerdo con vos. Pobre Raúl Giraldo, un man que se volvió pobre con el Medellin y la gente criticándole. La señora Maria Victoria dice que Raúl Giraldo quiere que el DIM sea como un Envigado, hombre ojalá, pues si el DIM vende y saca jugadores, el dueño vuelve a ser rico y por ahí nos arma un buen equipo.

      Yo creo que el DIM debe descender y jugar en la B, ahí veo al DIM para estar siempre en los primeros lugares y seguramente se acaba la crítica.

      Javier, que tal si hacemos un grupo de opinión de hinchas para que el DIM descienda y se vaya para la B. Creo que en ese torneo podemos hacer buenas campañas. Otra cosa, que buen corrector de ortografía tiene esta página.
      Xentimiento, ¿nombre?, apellido?

    • Cesar Augusto

      9 julio, 2019 at 7:35 pm

      *En respuesta a Javier Alberto Dávila
      Señor Javier Alberto, buenas noches. En cuanto a su comentario la situación de Nacional es totalmente distinta a la situación del Medellin, cuántos jugadores han salido del Nacional y de qué nivel y cuántos han traido y de que nivel?.

      Caso contrario al Medellín. Cuántos han salido y no importa los que hayan salido pero cuantos han traído de primer nivel?. Entonces cómo pretender que la hinchada acepte la salida de jugadores de primer nivel, caso Ricaurte si no se reemplaza por otro de igual o mejor nivel?, Cuántas veces han salido jugadores de excelente nivel a principio e inclusive en el curso del campeonato y por quienes se han reemplazado. Yo le aseguro que si el DIM arma un equipo con jugadores de primer nivel es decir, verdaderos refuerzos, no contrataciones, la asistencia no rebaja de 30.000 aficionados, pero como pretende que un estadio se colme cada ocho días si el espectáculo no es el mejor.

      Yo le pregunto a usted como va a salir a protestar la hinchada del Nacional por la salida de Lucumi y Cuesta cuando las directivas han hecho un esfuerzo grande en armar una nómina de primer nivel al amaño de su técnico, cosa muy distinta a lo que sucede en el DIM,
      César Augusto Estrada

      • javier Albeto Dávila

        11 julio, 2019 at 12:00 am

        *En respuesta a César Augusto
        Amigo Cesar Augusto, el famoso dicho de que siempre es más bonita la mujer del vecino que la nuestra, es lo más aplicable a la hinchada de Medellín con Nacional.

        Cuando usted pregunta que cuántos jugadores salen de Nacional y cuántos llegan, me imagino que tiene en cuenta los 72 derechos deportivos de jugadores que alcanzó a acumular el equipo hasta hace un año, cuyos directivos no dueños, se largaron a comprar todo lo que se movía, sin importar su valor y sin saber cuánto fue a esos bolsillos que dejaron prácticamente ese equipo en la posición difícil económica que hoy ocupa, pero para todos y para usted esos son grandes dirigentes y personas sin ninguna tacha y el malo, ineficiente y hasta bruto es el dirigente nuestro.

        Si su raciocinio es por este semestre, la verdad es que Cadavid está viejo con 33 años y Tino Costa es un impuber con 34 porque es del verde, Arregui es un desconocido y Cucchi es la reencarnación de Messi procedente de la B de Argentina, Jarlan no es un fracasado en exterior por mentalidad y personalidad, sino que es la versión mejorada de Macnelly, Daniel Muñoz y Neider Moreno no son apuestas procedentes de equipo chicos sino que ya tienen la camiseta de titulares indiscutibles del verde y Aldair no deambuló por 5 equipos de Colombia sino que es la viva estampa de Buffon y no hablo de Baldomero, porque es el único jugador que me hubiese gustado trae al medallo.

        Que yo sepa el único jugador pedido y aprobado por Osorio fue Baldomero porque todos los otros los tenían ya listos antes de su llegada y no como usted dice que los trajo Osorio, pero siempre es más fácil desacreditar al uno ponderando al otro así sea con no realidades.

        Seamos realistas, si llega el extremo que están buscando y se queda Didier, el dueño del Medellín habrá cumplido con el 100% de su palabra de 4 refuerzos y estoy seguro que usted y todos dirán que faltó el 10, que falta un remplazo para Cano, que no hay marcador de punta izquierda y que se necesita otra defensa central y todo lo que se pueda imaginar.

        Pero la verdad de lo que yo escribí era sobre economía de los equipos, sobre política de refuerzos de los equipos colombianos y finalmente de pobreza de ingresos, pero eso está lejos de interesarle a usted y a todos los hinchas rojos, porque con pedir y criticar ya estamos satisfechos.

        Para razones el tiempo y ya entonces según usted se sabe que Junior es el nuevo campeón y Nacional es segundo o viceversa y quedan 18 equipos que seguramente ni entraran al octogonal y en cambio yo pienso que Pasto recogió mejor desecho que el semestre pasado y corre el riesgo de quitarles esa estrella a los dos mejores equipos reforzados de Colombia y a los que saben invertir y si eso ocurre toda la palabrería de malos reforzados quedará como simple anécdota.
        Javier Alberto Dávila, Medellín

        • alex aguiar

          12 julio, 2019 at 3:58 pm

          *En respuesta a Javier Alberto Dávila
          Este amigo Dávila, no sabe cómo limpiarle las embarradas a «don Raúl», el defensor de turno nos califica a los hinchas rojos prácticamente de no dejar trabajar y que si no pedimos esto, pedimos lo otro.

          El fútbol es un deporte donde hasta los que se preparan para comentar se equivocan y es un deporte que va de la mano de nuestra cultura, quiero decir que, todos absolutamente todos lo jugamos alguna vez, yo lo practique en un momento donde el fútbol no era una opcion económica y se jugaba por medallitas, pero aun así pertenecimos a algún equipo de la Federación Antioqueña de Fútbol o pirateamos en tantos torneos como en Bello, la Tinajita o en las Esmeraldas, respirabamos fútbol y por eso hablamos de este juego que nos regaló amigos para toda la vida.

          La cuestión es que el señor Raúl Giraldo, un señor que no fue del mundo del fútbol invierte en el y se «encarta» precisamente porque no sabe del tema, permite que su familia tome determinaciones, echa al médico y contrata a pésimos jugadores. aun así, llegan personajes como el recordado «Presi» que hizo una excelente gestión, pero es que así no se puede, las economías naranjas de don Raúl, era ponerse el de presidente y cuando no le dio, trajo a otro señor que trató, trató y trató pero se dio cuenta «que así era muy difícil» y renunció, algun dia se sabrá la realidad de las cosas.

          Por eso y por muchisimo mas los hinchas de este «poderosito» de hoy, le decimos a don Raúl Giraldo, por favor no nos perjudique mas, venda su paquete de acciones, democratice el equipo, hay gente que le quiere comprar.
          Usted señor Raúl Giraldo es lo peor que le ha pasado al equipo del pueblo en toda su historia……..bueno no solo usted, también el señor Dávila.
          Alex Aguiar, Medellín

          • javier Albeto Dávila

            13 julio, 2019 at 8:35 am

            *En respuesta a Alex Aguiar
            Hombre Alex, supongo que todo el que no piense como usted lo hace, debe ser lo peor de este mundo y por ello usted debe ser luz de vida y faro del conocimiento. A usted debemos creerle que sabe de futbol, porque hace muchos años corrió detrás de una pelota y al señor Giraldo no le debemos creer cuando cuenta que desde niño perseguía una pelota y soñaba con ser presidente del Medellín, y la vida muestra hoy al señor Giraldo como presidente y dueño del rojo y a usted atacando al alguien que fue capaz de cumplirle a la vida.

            Supongo que el señor Antonio José Ardila, dueño del rey copas y del equipo más grande de Colombia tampoco debe saber nada de futbol porque permite que su hija se meta como representante de jugadores en Nacional y hoy está en la sabia boca de todos los periodistas e hinchas del verde, que le cuestionar su actuar y le dicen que debe hacer con su dinero y cual debe ser su forma de pensar.

            Igualmente deberían criticar a Carlos Ardila Lulle, cuando el decidió meter a su hijo en las empresas para dar continuidad al manejo de los negocios de la familia y hoy es el dueño de Nacional y le dicen todos que el está equivocado, porque pretende hacer lo mismo de su padre. Pero supongo que lo mismo pasa con Carlos Sarmiento Angulo, cuando preparó a su hijo para manejar su empresa y hoy lo hace, o al Señor Cortés que hizo lo mismo con el grupo Bolivar, o a la familia Pacheco que hizo lo mismo con el grupo Colpatria y a todos los equivocados padres que con su esfuerzo han hecho empresa en este país y hoy pretenden preparar a sus hijos para que continúen su legado y realmente el único equivocado es el señor Giraldo, porque aunque el compró el equipo con su plata y lo mantiene y los papeles de notaría dicen que él es propietario, pero el saber popular dice que ello es mentira y ese equipo es del pueblo y de los sabios del fútbol.

            Se dice que el hombre que olvida su historia, tiende a repetirla y esa es la historia de los hinchas rojos, en la década del 60 La familia Arriola del Valle era propietaria del rojo y se quebró y los hinchas pidieron cambiar de dueño y apareció en 1970 quien les diera gusto y el equipo viajó vendido a Barrancabermeja como el Oro Negro, al año siguiente prestigiosos empresarios antioqueños como Gabriel Toro Pérez (Ferretería Toroga), Oscar Serna Mejía (Cervunión), Humberto Acicry, Gustavo Arbeláez, Hernán Gomez Agudelo y otros lo repatriaron para igualmente quebrarse y en 1977 encontraron en la clase emergente de este país o mafiosos, los nuevos compradores y estos conformaron la narcolavadora roja hasta el 2013 donde lo comrpró un grupo constructor y solo lo aguantó un año hasta que apareció el señor Giraldo y es el dueño hasta hoy, pero su juicio dice que es lo peor que nos ha pasado y desconoce nuestra triste historia.

            Yo creo que no todo tiempo pasado fue mejor y la historia lo cuenta y usted debe destacar como lo hacen muchos al señor Javier Velásquez Yepes, como un gran presidente, pero el obedecía órdenes y aprobación del dueño, el famoso señor Tamayo y Chorizo recibía órdenes y aprobaciones del señor Giraldo y recuerde que las empresas no son de los presidentes, sino de los dueños.

            Hoy, los hinchas ordenan a los dueños que vendan los equipos, pero no tienen opciones de compradores ni dinero para comprar o lo que es peor una barra da un ultimátun a esos dueños y todos sabemos que significa eso en un país de violentos y matones. Pero todo eso debe aceptarse porque ellos son los que saben de futbol y ahí recuerdo al insigne poeta Jorge Robledo Ortiz que escribió siquiera se murieron los abuelos sin sospechar del vergonzoso eclipse.
            Javier Alberto Dávila, Medellín

            • alex aguiar

              14 julio, 2019 at 12:41 pm

              *En respuesta a Javier Alberto Dávila
              Señor Dávila, hay que aprender a respetar el concepto ajeno y ese es precisamente su problema, «quiere pontificar» porque para usted es mas claro lo uno que lo otro y para eso esgrime una cantidad de ejemplos.

              No señor Dávila, usted quiere defender al señor Raúl, criticando a la señora periodista con la artimaña de argumentar hechos que no llegan al hincha del común. Para el hincha la actualidad del equipo rojo no es halagueña, señor Dávila usted no entiende eso???

              Para usted es mas importante defender a un señor que no avanza, que no deja, que solo quiere que su dinero no pierda valor, que nos engaña para vendernos un abono y en plena competencia vende lo mejor del equipo.
              Por eso todo lo que usted dice no tiene validez, para el hincha es urgente mejorar y este señor no quiere sino participar y no descender, el hincha quiere títulos, quiere un equipo grande y el señor Giraldo lo único que quiere es vender jugadores y llenar el estadio de dolientes baratos.
              Si usted fuera un buen hincha del equipo estaría apoyando un cambio inmediato y no — a quien nos tiene así.
              Alex Aguiar, Medellín

            • Gilberto Maldonado Bonilla

              14 julio, 2019 at 8:18 pm

              *En respuesta a Javier Alberto Dávila
              Contundente Sr. Dávila.

              Dos pensamientos afines al debate:

              «Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy tan seguro». Albert Einstein.

              «Si dos individuos están siempre de acuerdo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos». Sigmund Freud.

              Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

  4. Eduardo Arango

    8 julio, 2019 at 9:58 pm

    *Totalmente de acuerdo con la señora periodista..
    Quien lo desenmascara totalmente ante la fiel fanatizada roja. Usted señor Raúl Giraldo no tiene ningún derecho de manejar este sentimiento rojo de cualquier manera, respétenos, y lo que más me duele es que nos avergüence con esa tabla de abonos. Medellín es un equipo grande, no es la escuelita que usted pretende para su propio beneficio.

    Pudo hacer muchas cosas como se le dijo en su momento, un paquete accionario, un préstamo bancario, vender su paquete de acciones, pero nada fue posible, en este torneo seguiremos aguantando derrotas por culpa de un personaje que lo decimos con absoluta certeza “es lo peor que ha tenido el poderoso hasta el día de hoy “ ya su familiar del América de Cali lo dijo: necesito un socio que me ayude a sostener un equipo tan supremamente costoso, que desfachatez, francamente.

    Sabe que don Raúl no se vaya todavía…. mejor después vuelve. No nos perjudique más por favor.
    A usted Dra Zapata la felicito, un hincha real de este equipo no puede tolerar tanta bajeza…. digo pobreza.
    Eduardo Arango, Niquía-Bello, hincha del Deportivo Independiente Medellín

  5. Aníbal Gaviria L.

    8 julio, 2019 at 8:37 pm

    *De acuerdo con comentario de María Victoria
    *De acuerdo con tu escrito, María Victoria. Ya muchos hinchas como yo sentimos una impotencia inmensa de ver como nuestro equipo viene de capa caída por culpa de un Señor que se apoderó del equipo como si fuese una propiedad de él y no reconociendo que los verdaderos dolientes somos los propios hinchas, él dice llamar el equipo del pueblo pero solo lo siente para sus intereses particulares.

    Me preocupa que una nómina tan corta se continúe menguando con algunos jugadores con incapacidades largas, Pertuz, Castro, Dayron, Larry etc. Y el señor Giraldo ni se inmute por esto. Él le apuesta todo al azar sin ningún soporte rígido solo a lo que el destino le entregue, porque confiar en tanto jugador joven es un tiro al aire, ojalá salgan buenos jugadores pero no tirarlos a todos a la guerra porque después llegará la decepción y el caos total.
    Anibal Gaviria L.

    • Karlos Meneses

      9 julio, 2019 at 9:57 am

      *En respuesta a Aníbal Gaviria
      Excelente radiografía de la actualidad del rojo. Triste realidad ante la cual lo único que me queda por hacer es no abonarme mientras continúe Raúl Giraldo como mayor accionista. A los jugadores suerte que la van a necesitar,
      Karlos Meneses, Medellín, hincha del Poderoso

  6. Margarita María Oyuela Hincapié

    8 julio, 2019 at 8:35 pm

    *Roja totalmente incrédula
    Completamente de acuerdo con el comentario de la señora Zapata, es imposible creer una vez más en los embelecos y mentiras del señor Giraldo, son ya muchas mentiras y sorpresas a mitad del campeonato. Mi amor por el rojo de la montaña es enorme, pero eso no hace (como dicen algunos hinchas) que vaya como un borreguito a entregarle mi dinero al Señor Giraldo. En alguna ocasión alguien me dijo que el precio de mi abono se lo ganaba cualquier jugador de las divisiones menores del DIM en medio día, y le respondí como a mí si me cuesta mucho mas esfuerzo ganarme el valor de mi abono yo si no voy a llenarle los bolsillos de dinero al señor este.

    Por otro lado, no es para nada justo y no tiene el más mínimo asomo de respeto que traten a la hinchada como si fuéramos niños pequeños que se «engatuzan» con un dulce, para qué nos dicen que van a traer refuerzos de categoría, para que nos dicen que no podían anunciarlos porque aun estaban compitiendo, para que nos ilusionaron con nombres de jugadores (inclusive ídolos del equipo).

    Yo si no me les como el cuento, me parece completamente falso que ya tengan vendidos 11.000 abonos y al mismo tiempo salgan con promociones para quienes somos abonados del 2019-1. Estos cuentos se los pueden comer aquellos a los que compran con un sándwich y un juguito de caja.
    Margarita María Oyuela Hincapié, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *