(Comentario tomado de El Heraldo)

Santa Fe 0, Junior 0: de la ilusión a la frustración

*‘El Tiburón’ fue impotente, no pasó del empate 0-0 y terminó eliminado de la Copa Libertadores. La Copa Sudamericana, premio de consolación.

La ilusión terminó convertida en frustración, en decepción. No hizo la tarea. Junior fue incapaz de anotar un triste gol y vencer a Santa Fe, y quedó eliminado de la Copa Libertadores. Solo pudo empatar 0-0 y no le alcanzó para superar en la tabla de posiciones del Grupo D a River Plate, que perdió 3-1 ante Fluminense en el estadio Monumental de Buenos Aires.

Un golcito, tan solo un golcito, le hubiera bastado a los ‘Tiburones’ para imponerse y conseguir la clasificación a los octavos de final, pero los rojiblancos carecieron de neuronas y testosterona para superar al peor rival del grupo y redondear el tiquete a la siguiente fase.

No hubo la suficiente inspiración y transpiración para hacer realidad la buena posibilidad de avanzar en la Libertadores.

El césped estaba alto y dificultaba un poco la aspiración de posesión de los dirigidos por Luis Amaranto Perea. Sin la fluidez y claridad de los últimos siete partidos, pero sin mayores sufrimientos en su pórtico, Junior se las arregló para generar peligro en el arco de Leandro Castellanos y el travesaño se atravesó dos veces en su camino hacia el gol.

Un tiro libre de Viera y un disparo de Fabián Viáfara besaron el larguero y ahogaron el grito anhelado de los rojiblancos.

Miguel Borja, en un titubeo defensivo del ‘local’, estuvo a punto de gritar el primero, pero Alejandro Morález, casi en la raya, reprimió su garganta.

Santa Fe, que ya estaba totalmente eliminado y con el último lugar garantizado, no le regaló nada a Junior. Empezó enérgico y con presión, tratando de explotar los 2.500 metros de altitud de Ambato, pero su propuesta no revestía peligrosidad en el área de Sebastián Viera.

Era el mismo ‘León’ manso que no le hizo ni cosquillas a un River sin arquero natural. Sus aproximaciones fueron controladas sin grandes sustos.

Junior, a pesar de que Fabián Sambueza estaba errático y extraviado, como se le ha visto en la mayor parte de la campaña, logró generar mejores oportunidades de gol y parecía que el tanto de la ventaja caía en cualquier momento.

Sin embargo, en el segundo período, la ilusión se empezó a desvanecer. El equipo evidenció su falta de vigor, decisión y ambición. Tal vez la altura mermó su ímpetu, pero faltó mayor rebeldía para llevarse por delante a Santa Fe y firmar la clasificación.

Larry Vásquez tuvo una nítida opción de gol y  Morález, esta vez sí en la raya, de nuevo se interpuso para evitar la celebración.

Fue la única oportunidad clara de gol en todo el segundo tiempo para los pupilos de Perea. Sambueza nunca se asomó, Daniel Moreno entró en su lugar y no se notó su presencia. Desaparecieron Borja, Cetré, Hinestroza…

Junior se desdibujó y hasta pudo terminar perdiendo de no ser por una providencial intervención de Viera casi que más allá de la raya.

Se extinguieron los minutos y no se presentó un gol agónico y salvador, nada de emoción. Los dos equipos colombianos eliminados. Todo fue frustración.
(Fuente: El Heraldo)

(Cómo lo vio  estudiante de periodismo)

Junior, a un gol de clasificar

Por Jarlyn Herrera Criado

 

“Estuvimos muy cerca, lanzamos dos al palo, nos sacaron un par de la línea. El equipo hizo un gran esfuerzo, pero no se pudo”, Amaranto Perea

Junior viajó a Ambato, Ecuador, con la obligación de los tres puntos y en busca de dos goles de diferencia para asegurar su puesto en los octavos de final de la Copa Libertadores pero no concretó las mejores opciones de gol y desaprovechó la derrota que tuvo River Plate con Fluminense.

El equipo de Perea no pudo dominar en el campo de juego y por consecuencia Junior quedó eliminado de la Copa Libertadores a causa de su falta de gol en el empate 0-0 que tuvo con Santa Fe. Cabe resaltar que el equipo Rojiblanco llegó en repetidas ocasiones con opciones claras para marcar y ganar, pero no logró definir en el arco cardenal.

Se pudo percibir que en el debut en la fase de grupos de la Copa Libertadores Junior no tuvo claridad para vencer a Santa Fe y terminó cediéndoles terreno lo que fue la causa de un crudo y amargo empate para el equipo barranquillero que lo deja fuera del torneo de clubes más importante del continente.

Los Tiburones quedaron en la tercera casilla del grupo D y tienen un cupo a los octavos de la Copa Sudamericana, torneo del que fueron finalistas en el 2018.