Capsulas de Carreño

Ramos renueva hasta los 34 años

Manuel SaucedoPor Manuel Saucedo

*Real Madrid debe ofrecer una variante distinta a la de tres puntas, sencillamente porque el tridente Messi-Neymar-Suárez siempre será mejor que el Cristiano-Benzema-Bale.

Ya se ve cerca el comienzo de la Liga. Un par de semanas del agobiante calor del verano español y el balón comienza a rodar, aunque muchos equipos no han hecho todos los deberes. Barcelona y Atlético de Madrid han sido de los más activos para formar sus nuevos planteles. El Tricampeón poco tenía que hacer y aun así se ha reforzado; los Colchoneros han hecho una pequeña revolución interna a partir de la salida de Arda Turan, precisamente al Barcelona; y el Real Madrid, como siempre, espera al final para forzar situaciones y conseguir sus objetivos.

Este año su gran noticia ha sido la salida de Casillas más que un gran fichaje, mientras que mantiene el pulso con el Manchester United por el portero De Gea y con su nuevo capitán, Sergio Ramos, para su renovación. Se sabe cómo acabará la historia, con fichaje y continuidad, pero los procesos se alargan porque hay mucho dinero de por medio.

Es muy fácil entender el conflicto de Ramos con el Real. El central todavía tiene dos años más de contrato y el próximo mes de marzo cumplirá los 30 años… El jugador, en esta situación, sabe que tiene que ‘firmar el contrato definitivo’, como lo buscan todos en la fase final de su trayectoria deportiva. Y tiene dos opciones, o conseguirlo en su propio equipo o dar el último salto.

Es un planteamiento de libro, que ha ocurrido siempre y ocurrirá siempre. Y el Real estaba dispuesto a renovarlo para que acabara su vida de futbolista vestido de blanco, pero quería hacerlo bajando su contrato, porque lógicamente su rendimiento bajará, planteamiento al que se ha negado el jugador hasta el punto de utilizar al United para forzar una renovación ventajosa.

Al final, club y jugador ceden en sus posiciones y ya se habla de una renovación hasta 2020 (¡hasta que Ramos tenga 34 años!) a razón de 8 millones por temporada, más una prima especial de medio millón por cada Champions que gane. Nunca sabremos si realmente Sergio Ramos estaba dispuesto a irse declarándose en rebeldía o ha sido una estrategia para aumentar la cifra de su contrato. Siempre he pensado, y así lo he escrito, que las dos partes han jugado su papel sabiendo cómo iba a acabar la historia: Sergio, nuevo capitán del Real Madrid y un contrato de por vida.

Y queda entonces resolver el conflicto de la portería, libre por la salida de Casillas. El reemplazo es De Gea, que está forzando su salida del United y ya tiene aburrido al malhumorado Van Gaal. Es cuestión de que el Real ponga sobre la mesa algún millón de libras más para que el jugador ponga rumbo a Madrid y se incorpore al equipo, lo que podría provocar la salida de Keylor Navas, ya que el Real también ha fichado al joven Casilla que haría mejor el papel de suplente.

El lío de los porteros está siendo una pesadilla, pero si al final se incorpora De Gea se habrá conseguido un cambio generacional que puede ser positivo. El sábado comienza la Premier, así que en los próximos días habrá una solución. También estas historias tienen final conocido. Cuando un jugador decide dejar un equipo lo acaba haciendo.

Quiero dejar un párrafo de la columna para recordarles que ya les dije que Cristiano Ronaldo podría ser el ‘9′ del Real Madrid, con la exclusiva compañía de Bale. No estaba equivocado. Es la idea de Rafael Benítez después de hacer muchas pruebas. Con esta alternativa, el sacrificado sería Benzema que podría dejar el equipo rumbo a la Premier. Incluso se ha difundido una posible oferta del Arsenal, interesado por el francés. Mi opinión es favorable a la salida de Benzema, un jugador de mucha clase, pero que no evolucionará a mejor.

—-

El Real Madrid tiene que ofrecer una variante distinta a la de tres puntas, sencillamente porque el tridente Messi-Neymar-Suárez siempre será mejor que el Cristiano-Benzema-Bale. Otro argumento que favorece la venta del francés es la evolución de jugadores como James, Isco e incluso Jesé, variantes muy interesantes para el juego de ataque del Real.

Los aficionados, además, ya están un poco cansados de esperar la explosión de Benzema que nunca llega. Pero este es un tema delicado que dependerá de las ofertas formales que lleguen por él. Un basta con querer vender, se necesita un comprador.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top