Capsulas de Carreño

Análisis táctico final Mundial. The Coaches’ Voice.

COPA MUNDIAL FINAL, 18 DE DICIEMBRE 2022

Argentina 3 – Francia 3 (4-2 en los penaltis)
Mbappé (80, pen, 81, 118, penal)
Messi (23, pen, 108), Di María (36)

Argentina se proclamó campeona del mundo después de ganar en la tanda de penaltis a Francia, en una espectacular y emocionante final. Es la tercera estrella mundial para la Albiceleste (ganó en el ’78 y ’86), y la primera vez para Lionel Messi. Precisamente el ’10’ de Argentina adelantó a su selección transformando con acierto un penalti  cometido sobre Ángel Di María. Minutos más tarde, Di María retomó el protagonismo para hacer el 2-0 después de una electrizante transición del combinado de Lionel Scaloni.

La final tenía claro color albiceleste, con una Francia sin capacidad para generar ocasiones al resultar anulado el planteamiento de Didier Deschamps. Pero la campeona del mundo en 2018 reaccionó en la recta final del partido con un Kylian Mbappé, hasta entonces inadvertido, igualando el duelo en apenas un minuto con un gol de penalti y una brillante volea.

La final se fue a la prórroga, donde se volvieron a suceder las ocasiones y los goles. Messi parecía dar el título a Argentina con su gol en el minuto 108, pero de nuevo Francia se agarró al partido con un nuevo tanto de penalti anotado por Mbappé. Además, Emiliano Martínez, con una gran atajada, evitó el tanto de Kolo Muani para Francia en la penúltima acción de la prórroga, siendo la última ocasión para Lautaro Martínez, quien no giró con acierto la cabeza en su remate dentro del área pequeña.

En los penaltis, el acierto de Argentina y la figura de Martínez, paró un penalti y Aurélien Tchouaméni falló otro para Francia, dieron el título al equipo de Scaloni. «Es un momento para disfrutar. Sobre todo, la gente. Sinceramente. Nosotros que vivimos de esto, que hemos estado en las malas, en las buenas, estamos acostumbrado a estas cosas, que nos golpeen. Es todo mérito de los jugadores. Es un disfrute increíble haber estado en la cima como estamos ahora», señaló el seleccionador argentino.

«Durante los primeros 60 minutos no hubo partido. El rival mostró mucha calidad, agresividad y nosotros estuvimos menos bien, por diferentes motivos. A pesar de todo, salimos de la nada revirtiendo una situación muy comprometida y eso es lo que nos da aún más pesar. Tenemos un balón de Mundial en el último minuto y no nos sonrió la suerte», analizó Deschamps, seleccionador francés, sobre una final histórica.

Alineaciones iniciales
ArgentinaFrancia
Argentina4-3-3
Francia4-2-3-1
—-

Las claves tácticas

Argentina:

Protagonismo ofensivo de la banda izquierda

Argentina formó bajo un 4-3-3 en ataque y se mostró más amenazante por su banda izquierda durante el primer tiempo. Ángel Di María mantuvo la amplitud, a menudo recibiendo al espacio cuando Alexis Mac Allister se situaba más alto, para ocupar el espacio por dentro del lateral derecho francés Jules Koundé. Nicolás Tagliafico, por su parte, también empujó hacia adelante desde su posición de lateral izquierdo, lo que obligó a Ousmane Dembélé a replegar. Tagliafico tuvo cuidado de no situarse a la misma altura que Di María, para dejarle así el espacio suficiente para medirse en duelos individuales contra Koundé.

Por la banda derecha de Argentina, Rodrigo de Paul se movió hacia adentro para generar un doble pivote con Enzo Fernández, y Mac Allister se unió a Messi y Julián Álvarez en un ataque de tres unidades. El lateral derecho Nahuel Molina tuvo un espacio significativo para subir, especialmente porque Kylian Mbappé no replegaba (abajo). Un regate de Di María generó el penalti que convirtió Messi para poner a Argentina por delante.

La Argentina de Messi en un 4-3-3 en la final vs Francia.

Combinaciones por dentro

La posición avanzada de Mac Allister por el pasillo interior izquierdo y de Álvarez ocupando la última línea de Francia, le habilitó a Messi el espacio para recibir y dos opciones clave para pasar y combinar en los zonas centrales (abajo). Los tres jugadores unieron fuerzas con el doble pivote para generar ventajas numéricas ante el mediocampo francés, situación que ayudó a encerrar a Francia en su propia mitad durante períodos notablemente largos.

Messi recibía entre líneas una y otra vez, y continuamente encontraba a Di María por la izquierda con balones a la espalda del lateral derecho de Francia. Messi, Mac Allister y Álvarez se combinaron a la perfección para dar origen al segundo gol de Argentina a partir de un contraataque incisivo desde atrás, con Di María poniendo el broche final tras llegar desde la banda izquierda.

Ataque de la Argentina de Messi en un 4-3-3

Contraataques en la segunda parte

Argentina se instaló en un bloque mucho más profundo en la segunda mitad mientras protegía su ventaja y atacaba en transiciones, principalmente después de recuperaciones desde el mediocampo. Las posiciones altas y abiertas que ocupó Di María (abajo) demostraron ser una salida útil a través de los centrocampistas con cambios de juego desde la derecha o mediante pases rápidos hacia adelante después de una recuperación por la banda izquierda. Álvarez abrió el campo y fue apoyado por Mac Allister, quien lanzó carreras directas desde dentro, para terminar como el jugador más adelantado cuando Álvarez se desplazaba a la banda para apoyar a Di María.

Sin embargo, una vez que Di María fue relevado en el segundo acto, Argentina careció de una amenaza en las transiciones por los costados, con De Paul y Marcos Acuña (un lateral como extremo) sin el ritmo o la capacidad de regate para penetrar en el último tercio después de una recuperación en el mediocampo. Esto permitió a Francia recuperar el impulso para meterse de nuevo en el partido.

Conexión del mediocampo de la Argentina de Messi.

La prórroga de Argentina

Leandro Paredes ingresó por Argentina en el mediocampo, y proporcionó pases que rompieron la línea rival para dar un nuevo impulso a una cansada Argentina. Paredes también se dejó caer en la línea de fondo para ayudar a dar salida ante la primera línea de presión de Francia y encontrar a Fernández, quien pasó a jugar como único pivote en el mediocampo (abajo).

Messi, Mac Allister y Lautaro Martínez brindaron algunas combinaciones centrales que le habían faltado a Argentina desde principios de la primera parte del tiempo reglamentario, y Messi finalmente anotó el tercer gol de Argentina, rematando de rebote después de que Martínez detuviera un potente esfuerzo. Los tres delanteros estrechos de Argentina explotaron los espacios alrededor del mediocampo francés, formado por dos jugadores.

Formación de Argentina en la prórroga de la final del Mundial 2022

Francia:

Línea de tres atrás

Francia transformó su defensa 4-2-3-1 en una línea de tres, con Theo Hernández avanzando desde el lateral izquierdo. Mbappé se desplazó hacia el interior para acercarse a Olivier Giroud. Antoine Griezmann, por su parte, se desplazó hacia el otro lado para apoyar a Giroud, mientras que Ousmane Dembélé se posicionó en la banda derecha de Francia (abajo).

El doble pivote formado por Adrien Rabiot y Aurélien Tchouaméni pasó apuros en los primeros compases del partido, y sólo fue capaz de enlazar la defensa con el ataque construyendo alrededor de los tres delanteros argentinos. A partir de ahí, Francia no tuvo mucha suerte a la hora de recuperar el balón, ya que Argentina presionaba bien en las bandas.

Formación táctica inicial de Francia en la final del Mundial 2022

Falta de claridad entre líneas

Al igual que Argentina, Francia colocó a menudo a tres jugadores entre líneas. Sin embargo, la agresiva presión argentina y la falta de la claridad en los pases impidieron a Francia encontrar a Giroud en ataque. Esto significó que Griezmann, Mbappé y Dembélé tuvieron dificultades para entrar en juego lejos de la zona de presión rival (abajo). Una situación que llevó a Francia a no tener un solo intento de gol en la primera mitad. Fue el polo opuesto de lo que ocurrió con los tres jugadores argentinos entre líneas.

Ante eso, Giroud y Dembélé fueron cambiados cinco minutos antes del descanso, con Mbappé desplazado a la posición de delantero, y Marcus Thuram y Randal Kolo Muani (los dos jugadores de refresco) en las bandas.

Intercepción de la Argentina de Messi sobre Dembélé en la final del Mundial 2022.

El bloque central argentino

El estrecho bloque medio 4-3-3 de Argentina limitó el acceso a los centrocampistas de Francia, y Griezmann, en particular, tuvo dificultades para recibir a las espaldas de los tres delanteros argentinos. Los centrocampistas argentinos vigilaron bien a los oponentes que buscaban recibir en corto, con bloqueos constante sobre cualquier posible intervención de los jugadores franceses (abajo).

Francia se encontró más cómoda construyendo por el exterior de la estructura de Argentina pero, de nuevo, los centrocampistas centrales argentinos se movían agresivamente para cubrir el espacio por dentro de los laterales. Así, los de Deschamps apenas avanzaron hacia el centro del campo en el último tercio durante la mayor parte del partido.

Defensa en bloque medio de Argentina en la final contra Francia.

Cambio a un 4-2-4

Francia mejoró justo a tiempo para volver a meterse en el partido, con Mbappé desplazándose desde una posición central hacia la izquierda, y las carreras directas de Thuram y Muani añadiendo más presencia de Francia en el área rival. El equipo galo pasó a jugar con un 4-2-4 (abajo) con la entrada de Kingsley Coman, y su primera línea ofreció movimientos inteligentes y profundos, también con una velocidad que puso en apuros a la zaga argentina por primera vez en el partido.

Las excelentes combinaciones de Coman por los pasillos interiores tras sus amplias subidas propiciaron a Francia sus primeras grandes ocasiones, y Mbappé marcó dos goles en dos minutos para igualar la contienda.

4-2-4 de Francia en la final de Qatar 2022

La prórroga de Francia

Los cuatro delanteros franceses inmovilizaron a Argentina, y sus atacantes lograron aislar a los defensas rivales. En la prórroga, Francia movió el balón hacia delante de la forma más rápida y eficaz posible. Lo hizo con pases profundos hacia adelante, a menudo saltándose a su doble pivote (abajo). Aunque estos balones no funcionasen directamente, la energía y agresividad de sus cuatro delanteros propició algunas recuperaciones en el centro del campo y significó que Francia mantuviese cierta presión sobre su rival.

Sin embargo, las sustituciones de Argentina (sobre todo la mencionada entrada de Paredes) ayudaron a cambiar el rumbo del partido, ya que los extremos de Francia se vieron obligados a trabajar más a menudo atrás, y su 4-2-4 se convirtió en un 4-4-2. Sin embargo, a pesar de que Argentina marcó, Mbappé completó su hat-trick con un segundo penal, y el partido se fue a la tanda de penaltis. Un escenario donde el acierto de Argentina le llevó al triunfo final.

Ataque directo de Francia sobre Argentina en la final del Mundial.

Puedes ver los análisis tácticos de los partidos más importantes en The Coaches’ Voice Análisis/Partidos.

Redacción: The Coaches’ Voice en español.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top