Capsulas de Carreño

De María Victoria para Jorge López

Por María Victoria Zapata B.

 

*Los técnicos no pueden ser los chivos expiatorios de pésimas administraciones como la que encabeza Raúl Giraldo.

 

Cordial saludo, señor López. Si algo tengo claro como periodista, como columnista y como hincha, es la procedencia de los males que aquejan al Deportivo Independiente Medellín y en ello he sido reiterativa desde el año 2018.

Ya perdí la cuenta de las columnas en  que he cuestionado a una dirigencia roja, errática, incapaz y nefasta, en los últimos cinco años, que también se ha equivocado en la escogencia de  muchos de los entrenadores que han ocupado el banco rojo.

A   excepción del profundo desconcierto, que hice público por  la disparatada contratación de Juan José Peláez ( que al momento de su designación estaba alejado de su labor desde hacía 8 años), mi  posición frente a cada técnico vinculado es de expectativa a su llegada, y de  reconocimiento o crítica a su labor, de acuerdo con el comportamiento del equipo  fecha a fecha.

He exaltado buenos partidos y he criticado con dureza aquellos en los que se han producido visibles y notorios  fallos desde el banco.  Lo mío, señor López NO es cortar cabezas de directores técnicos.  Es  emitir un concepto de hincha acorde a lo observado en el  terreno de juego.

En relación con  la contratación del  Bolillo,  me sostengo en que su vinculación al DIM fue una cortina de humo o un golpe de opinión, como lo quiera  usted llamar, para apagar el  incendio del descontento de la hinchada. Y es muy posible que la de Julio Avelino Comesaña, haya tenido el mismo fin: acallar a la indignada afición roja.  Aun así, sigo sosteniendo que los técnicos no pueden ser los chivos expiatorios de pésimas administraciones como la que encabeza Raúl Giraldo en el DIM.

Sobre el particular, me  permito transcribirle un aparte de mi columna  del  pasado 28 de agosto: …”Nada que hacer con ningún técnico de Independiente Medellín, mientras el equipo siga siendo manejado como una tienda de barrio, como un “picaito” dominical de amigos,  como un juguete al que se manosea y desluce  una y otra vez. Porque ese tratamiento  y manejo,  son justamente los  que más contribuyen  al dolor que hoy estamos sintiendo,  al irrespeto del que volvemos a ser objeto los hinchas ,  a estas nuevas   humillación y vergüenza rojas”…!!! (https://capsulas.com.co/huila-3-dim-1-verguenza-y-humillacion/)

Y este otro, de mi columna publicada el 5 de septiembre:…”No quiero extenderme  en detalles sobre un tema en el que he sido reiterativa en los últimos años, sin embargo me sostengo en que el problema del DIM no son sus directores técnicos, con o sin pergaminos,   ni sus jugadores, malos, regulares o buenos.  El  desempeño de  unos y otros  en el equipo,  es el  resultado de la improvisación y la falta de planeación  por parte de una dirigencia  que  le quitó  al DIM  su presente y le está arrebatando igualmente, y a pasos agigantados,  su futuro… El  acelerado y preocupante deterioro institucional  trasciende  la pésima campaña del Bolillo,  el pobre rendimiento de la mayoría de jugadores y la  indolencia colectiva.  Porque el problema  es que  el DIM, hoy,  es simplemente el reflejo de su  nefasta administración” (https://capsulas.com.co/el-dim-reflejo-de-su-administracion/)

 

En cuanto a mi  folclorismo,  todo es cuestión de perspectiva, señor López.   A diferencia de usted,  a mí  me gustan los equipos que  van en pos del triunfo, que buscan las  victorias sin miedo, que muestran  solidez  en su  trabajo defensivo  pero  sin menoscabo  al ataque ni al gol, ambos esenciales  en el fútbol,  y que tengan objetivos y metas claras. El DIM del Bolillo no mostró nada de eso.

Finalmente, le pido el favor de señalarme en que columna o comentario mio “pedí la cabeza del  Bolillo”. En mi memoria reciente y tampoco  en mis archivos, hay registro de ello.

 

María Victoria Zapata B.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top