Capsulas de Carreño

Raúl Lavié un cantor bien futbolero

Por John Cardona Arteaga.
Profesor Universidad de Antioquia.
Expresidente Deportivo Independiente Medellín -DIM.

 

 

Hemos dedicado varias entregas de estas Cápsulas de fútbol a resaltar la afición de muchos personajes del mundo del tango que han manifestado en vida su adhesión a una divisa y que, gracias a la popularidad de sus actuaciones, han establecido vínculos con determinada institución sin dejar de reconocer su simpatía con otros clubes o jugadores de distintas nacionalidades.

Nuestro invitado para esta ocasión, es un peso pesado del mundo artístico y musical, con una amplia trayectoria que se mantiene vigente con sus actuaciones y proyectos culturales. Se trata de Raúl Lavié, cuyo nombre de pila es Raúl Alberto Peralta “El negro”, nacido en Rosario, Provincia de Santa Fe, el 22 de agosto de 1937. Además de convertirse en uno de los referentes del tango se ha codeado como actor y cantor con la más grande figuras del escenario. Lavié es un representante vigente del tango y acaba de presentarse en marzo pasado en el Teatro Colón de Buenos Aires con motivo del homenaje por los 100 años de Ástor Piazzolla, con quien realizó varias giras mundiales.

Su actuación en los más prestigiosos lugares del mundo no ha pasado desapercibida. Fue nombrado visitante ilustre de Los Ángeles (USA) y Tokio (Japón) y ciudadano ilustre en Chubut, Bariloche, Mar del Plata y Rosario, en la Argentina.

Por la Emisora Cultural de la Universidad de Antioquia recientemente emitimos dos programas en la tertulia Evaristo Carriego con el “Negro” Lavié, quien además generosamente ha accedido a participar en estas Cápsulas aportando algunos secretos y anécdotas, no publicados con anterioridad.

Aún en temas que interpreta en géneros diferentes al tango, se cuela el fútbol como en Mírame y no me toques de Joan Barril y Joan Manuel Serrat:

“Se verían en un solar abandonado
siempre que lloviese
a las tres del día.
Irían al fútbol, cada uno por su lado,
y con los prismáticos
se rastrearían.”

En octubre de 2020, en plena pandemia, Raúl Lavié interpretó una canción que incluye el fútbol, convertida en el “Himno de Rosario”, su ciudad natal. El tema que lleva música de Daniel García y letra de Oscar Ovando y Adriana Arfini. tiene una referencia a sus clubes principales, estadios y barrios bien futboleros: Club Atlético Newell´s Old Boys, Club Atlético Rosario Central, Club Atlético Central Córdoba (“El charrúa”) y Club Atlético Argentino.

“…Ciudad cuna del fútbol
de famosos es alarde
Rojo y Negro pasión del Parque
¡Azul y oro, Arrollito arde!
Con el Charrúa en barrio Tablada
Se junta la muchachada
Y en el barrio Sarmiento
Argentino es un sentimiento…”

https://www.youtube.com/watch?v=OXh45RFVlJE

Lavié accedió a hablar sobre una pasión compartida y nos comparte a continuación sus vínculos con el fútbol, además de los recuerdos que lo marcaron como hincha de Boca Juniors.

“Quiero contarles sobre la relación que tengo con el fútbol. Desde pequeño comenzó esa pasión que nos domina a muchos en distintas latitudes. Creo que el fútbol es uno de los deportes más interesantes y más lindos que existen ya que son once voluntades que están al servicio de un equipo; considero que el triunfo en la vida también se hace formando un equipo, sea en el trabajo o en el núcleo familiar, pero siempre con esfuerzos grupales; uno solo no puede hacer nada. Eso hablando en general, pues hay deportes que sí privilegian el esfuerzo individual como el golf, que me gusta mucho y lo he jugado, pero en el campo colectivo los equipos requieren de esfuerzos mancomunados que hagan posible el éxito.

Yo comencé muy chiquito; de siete años mi mamá me hace socio de Newell’s Old Boys ya que vivíamos muy cerca del Parque Independencia que está muy cerca de la cancha. Ella quería que aprendiera y practicara natación, que hiciera ejercicios. En la tarde, después del colegio siempre me iba para el Club y allí comencé el aprendizaje de natación, con tan mala suerte que un chico permanentemente me molestaba, acoso que hoy llamamos bullying. Cuando me metía la pileta, a él le encantaba nadar por debajo del agua y tomarme de la pierna para mantenerme abajo, lo cual me desesperaba. Aún tengo secuelas de eso, como adulto no domino esa animadversión hacia el agua, creada por la molestia que me causó ese chico. Lógicamente ese tema me lo reservaba, nunca se lo conté a mi madre y decidí dejar de ir a la pileta.

Mejor iba y jugaba un poco al fútbol con otros chicos y fue en ese momento que me convierto en “alcanza pelotas”. En la cancha principal de Newell’s Old Boys practicaba el primer equipo. Yo me fui acercando de a poco, miraba al principio de lejos, después corría y les atrapaba el balón, ellos mismos después se acercaron a mí, ya se había hecho familiar mi presencia todos los días de práctica y me fui haciendo amigo de los jugadores del primer equipo que eran impresionantes: Musimessi, Colman, Sobrero, Lombardo, Faina y Puisegur. Estos jugadores los compra posteriormente Boca Juniors y eso hace que yo traslade un poco mi afecto inicial.  Cuando mis amigos fueron a otro equipo dejé de seguir la trayectoria del primer equipo de Newell’s Old Boys para volcarme a las transmisiones de los partidos que hacían de Boca, porque allí jugaban mis amigos.

El solo hecho de escuchar sus nombres era para mí suficiente para ir acercándome a Boca Juniors. Esas cosas no se manejan, por más que uno haya nacido o vivido en el barrio de un determinado club. Cuando pasan esos pequeños detalles no les das importancia, pero tienen mucho significado posterior. A ellos los consideré mis primeros amigos y esa amistad motivó mi nueva dirección como hincha; además los admiraba como jugadores de fútbol y cómo practicaban, los ejercicios que hacían, cómo me trataban. Yo era un chico bastante solitario, no tenía muchos amigos, unos tres o cuatro que vivían en la cuadra y los que tenía en el colegio. Me sentía un aliado y en correspondencia ellos me hacían sentir como su amigo.”

Julio Elías Musimessi, el arquero cantor

Raúl Lavié inicia su carrera artística a mediados de los años cincuenta, tras su llegada a Buenos Aires, con su ingreso a la radio y dos años después realiza sus primeras grabaciones. Pero dejemos que el propio Raúl continúe con sus reflexiones futboleras.

“Llego a Buenos Aires a los 18 años y debuto en Radio el Mundo, acompañado por Víctor Buchino como director musical y con las presentaciones de Antonio Carrizo como director artístico de la emisora. Ahí hago mi propio programa. Por supuesto el fútbol ya ocupaba un lugar muy importante y Boca Juniors tenía en mi corazón un apego sustancial. Tuve además el privilegio de ser muy amigo de Alberto J. Armando, quien fue el gran presidente de Boca Juniors.

En su momento pretendía crear la ciudad deportiva de Boca Juniors y había hecho un emprendimiento muy interesante, tomando parte del rio, como asiento de toda esa ciudad donde iba a estar el estadio, la sede social y los lugares para todos los deportes; era una idea revolucionaria y única en ese momento, ganarle tierra al rio, cosa que lamentablemente quedó en el camino como muchas cosas suelen ocurrir sobre todo en estos lugares nuestros.

Esa relación fue fundamental para mi vínculo con el equipo. Me hice muy amigo de Antonio Roma, un arquero maravilloso y una gran persona. Hasta el último día de su vida estuve en contacto con él. También me hice amigo del “Tanque” Rojas, de Silveira, un uruguayo quien decía ser el” Pelé blanco”, un jugador con mucha garra y gran presencia, de Rojitas uno de los jugadores más sutiles para el dominio de su cuerpo y del fútbol ya que tenía una cintura que a muy pocos jugadores les he visto, incluidos los grandes como Maradona y como Messi.

Él era un artista jugando al fútbol de una sutileza tal que era realmente maravilloso verlo jugar. Tuve una relación muy grande con toda esa camada de jugadores de la época en que yo concurría a la cancha. Después fui alejándome, cuando las cosas comenzaron a ser de otra forma; empezaron las agresiones dentro y fuera de la cancha. Además, a veces mi trabajo no me lo permitía, pero los seguía a través de la televisión. Los sigo viendo porque me apasiona el fútbol. Dice mi mujer, “vos te la pasás mirando todo el día fútbol”. Si porque me apasiona el fútbol como deporte y veo y admiro mucho a varios equipos, su forma, su entrega, su estilo.

Desde cualquier parte del mundo sigo a los jugadores argentinos.  Siempre en Boca Juniors proliferaron los jugadores colombianos que le han dado al equipo una proyección futbolística importante a través del talento de muchos de esos deportistas.  Uno de los últimos que yo admiré fue a Wilmar Barrios, muy importante para la historia de Boca Juniors en los campeonatos, lo extraño mucho como recuperador de fútbol, como un gran partícipe dentro del equipo.

Ahora seguimos teniendo colombianos. Está Cardona que es otro gran jugador, está Villa que ha despertado gran interés, inclusive por parte de equipos de Europa y que está brillando muchísimo en Boca. En mi memoria conservo a otros colombianos como Córdoba, Bermúdez, Serna, Vargas, Perea y Fabra.  Así quiero unir los talentos futbolísticos de los colombianos y los argentinos. Son muchos los colombianos que se han desparramado por los equipos argentinos con gran éxito.”

Otras vinculaciones con el fútbol son recordadas en sus reflexiones por “el negro” Lavié como aportes valiosos para estas Cápsulas.

“Como cantor he participado con otras instituciones del fútbol. Me hice muy amigo de mucha gente del Club San Lorenzo de Almagro. Colaboré en eventos que ellos organizaron para sus socios. Por supuesto con Boca Juniors he podido estar presente cuando se cumplieron años de la fundación como institución. Estuve en la cancha precisamente cantando en esa oportunidad, allí tuve el gusto de estar junto a Maradona, a quien yo había conocido en otras oportunidades sobre todo en Europa. Cuando Diego jugaba en Italia estuvimos juntos en un programa de la RAI, él representando al fútbol y yo al tango.

Con Messi estuve un poquito de lejos pues me correspondió cantar el himno argentino en la cancha cuando jugaron por la Copa América las selecciones argentina y uruguaya. Allí pude estar cerca de Messi, quien es realmente mi ídolo y es uno de los que hoy acaparan mi atención. Por eso canté “Simplemente Lío”, rindiéndole un homenaje a su talento. Otro tema que he cantado ha sido la marcha de Boca, junto a Néstor Fabián, otro querido amigo boquense, gran artista, gran cantor.”

Puede escucharse la interpretación comentada por Lavié de la Marcha de Boca Juniors.

https://www.youtube.com/results?search_query=marcha+de+boca+lavie+y+fabian

También referenciamos la interpretación del himno argentino en la Copa América, cotejo Argentina –Uruguay, en la voz de Lavié.

https://www.youtube.com/watch?v=NqLkT5Vret8

Sobre la pregunta en torno a su participación como practicante del fútbol, como lo han confesado algunos de nuestros invitados, esto nos comentó:
“Si he jugado al fútbol, siempre me ha gustado, pero carezco de capacidad futbolística alguna como para resaltar, soy lo que se dice un “patadura”. No obstante, he tenido la posibilidad de integrar equipos desde chico. Participé en aquellos campeonatos famosos Evita que se jugaban en distintas partes del país, culminando con la final en Buenos Aires. Integré un equipo en Rosario que perdió con los que fueron campeones de este torneo.

En el club triunfador estaba Yudica que fue un gran jugador de fútbol en esa época, junto con Puppo, otro gran referente con posterioridad. Después seguí jugando, sobre todo con el equipo de la Asociación Argentina de Actores, donde se armaba un equipo y hacíamos partidos a beneficio. En esa esa actividad tuve la oportunidad de jugar contra Boca y frente a Chacarita Juniors. Recuerdo que le hice un caño a Soldati, uno de los baluartes de Chacarita y me dije “este me va a matar a mí en el próximo cruce y pedí cambio por las dudas”.

Terminé mi carrera como futbolista aficionada sufriendo la lesión que hoy me tiene maltrecho. Se afectó mi rodilla con un pellizco en los meniscos muy fuerte que no me operé, porque en los años sesenta no existían los procedimientos que permitían la pronta recuperación para seguir tu vida normal. Yo tenía que estar parado y no me lo permitía una suspensión porque trabajaba muchísimo. Hoy sufro las consecuencias, pero sigo adelante.”

Lavié se refiere en su respuesta a José Yudica, apodado el “Piojo”, jugador rosarino que inició su carrera en el Morning Star, justo el club mencionado por Raúl, ganador del primer torneo infantil en 1949 cuando tenía 12 años. La famosa delantera de ese reconocido equipo era Puppo, Cerro, Saliadarre, Farrugia y Yudica. Puppo, Farrugia y Yudica se vincularon a Newell’s Old Boys, mientras Cerro y Saliadarre fueron a Rosario Central. La participación del “Piojo” en la primera división comenzó en 1954 en NOB donde jugó hasta 1959 para ser transferido a Boca Juniors. Luego jugó en Vélez Sarsfield, Estudiantes de La Plata, Platense y Quilmes.

Yudica es un conocido para nosotros. Llegó en 1968 al Deportivo Cali, donde se consagró campeón de la liga colombiana de 1969. También en este club se desempeñó como entrenador en 1993-1994.

Raúl Lavié y los tangos sobre fútbol

Como buen tanguero e hincha de Boca Juniors, Lavié tuvo la satisfacción de interpretar un tema dedicado al club de sus preferencias. Lo llamativo de este caso, según nos cuenta Raúl, es que la composición de la obra corresponde a Eladia Blázquez y fue estrenado con el maestro José Colángelo, ambos reconocidos seguidores de Racing Club. Se trata del tango La mitad más uno, letra y música de Eladia Blázquez; fue grabado por Raúl Lavié con acompañamiento de orquesta. Incluímos la letra y el link para escucharlo.

La mitad más uno

¡Fanático yo!, ¡No sean caretas!
Acaso me acuesto con la camiseta,
Si a veces la uso al ir al laburo
Es porque me siento mucho más seguro.
¡Fanático yo!, Porque hago derroche
De algunas cositas que cuelgo en mi coche,
Y pinto las llantas y el techo también
De azul y amarillo, porque queda bien.

Soy, la mitad más uno del país
Soy el hincha de Boca…
Les paso el banderín por la nariz
Y a ver quién me provoca.
No hay un juez que bien me cuadre
Sufro igual como una madre,
Si está por medio un penal…

Pero fuera de la cancha,
Soy un tipo pata ancha
Un coso fenomenal.
Soy, la mitad más uno del país
Y más dos, si querés y más tres,
Pero me sobra tanto corazón
No importa si un chabón
Me llama “bosteril”,
Soy del cuadrito lindo de mi amor
Que suma la mitad más uno del país.

Recitado:
¡Fanático yo!, Si al nacer mi pibe
¡Ya lo hice hincha, pero no de River!!!

 Que guardo en mi casa un par de botines
Se dice que fueron del gran Marzolini.
¡Fanático yo!, Comprendan mi ego
Si tuve en mi equipo – escuche – ¡A Diego!,
Y tengo su foto en una pared
Que cuando la miro, me pongo de pie.

https://www.youtube.com/watch?v=FfhIYheY060

 

Un tango para Messi

En el preámbulo del Mundial de Fútbol Brasil 2014, Raúl Lavié tributó un homenaje a Lionel Messi, a quien considera su máximo ídolo, según nos comentó en esta nota.  El tema en ritmo de tango,  se titula Simplemente Lío, que contó con la satisfacción del gran jugador cuando lo escuchó. Su letra, recuperada del video y el link para su reproducción se incluyen a continuación.

Simplemente Lío

Tango
Música y letra: Gastón Tapia, Facundo Rodríguez, Walter “el chino” D’Angelo y Francis Cobet.
Intérprete: Raúl Lavié.

De chiquito ya eras grande
y ese sueño comenzaba
día y noche en jugar
solo pensaba.

Una zurda inigualable
Como pulga imparable
Él sabía que podía
Y nunca se rindió.

Por eso te digo
Messi querido
por esta locura
de ser argentino.
El pueblo te canta hoy,
hagamos lío,
encarando al arco
con pasión y corazón,
gritando un gol.

Y te fuiste para España
A conquistar la madre patria
Y Rosario siempre estuvo
Dentro de tu alma.

La casaca del más grande
vos la usaste y no pesaba
Siempre humilde caminaba
y al mundo deslumbró.

Por eso te digo
Messi querido
por esta locura
de ser argentino.

El pueblo te canta hoy,
hagamos lío,
encarando al arco
con pasión y corazón,
gritando un gol.

https://www.youtube.com/watch?v=dRXPTYCSAyM

La vida cargada de obligaciones de los actores, músicos y cantores invitados a estas Cápsulas, permite espacios temporales para mover el sentimiento hacia sus preferencias por un club deportivo, surgidas de circunstancias a veces impensadas. Esa adhesión a una divisa permanece y se traslada mediante el ejercicio de la actividad cultural respectiva para reconocer y hacer visible el carácter de hincha o el apoyo general a otras instituciones deportivas o culturales.

El ejemplo que nos deja Raúl Lavié, reconocido actor y cantor, con una presencia larga en los escenarios y en los discos, sirve para establecer paradigmas en la perspectiva de hacer más amables y productivas relaciones, acompañadas con la disposición para aportar desde su respectivo arte con talento y sentido de pertenencia.

Agradecemos a Raúl su apertura y generosidad para trasmitir a nuestros lectores sus reflexiones e historias sobre el fútbol y el tango, dos pasiones inseparables.

John Cardona Arteaga – Profesor Universidad de Antioquia
Expresidente Deportivo Independiente Medellín -DIM
Medellín, mayo de 2021

Compartir:

Un comentario

  1. José María Otero

    15 mayo, 2021 at 7:10 am

    *Por la crónica de Raúl Lavié
    Me encantó la nota. He estado muchas veces con él. Incluso en su casa de México, cuando intervenía con una famosa artista española en un teatro y vivia con Pinky. Una gola privilegiada y muy buen tipo,
    José María Otero, periodista, escritor, Madrid

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top