Capsulas de Carreño

Ortega Jaimes y sus retos arbitrales en DIM-Tolima

 

El juez central cartagenero Carlos Arturo Ortega Jaimes, central del partido DIM vs Tolima, tuvo grandes retos arbitrales y acudió al VAR para solucionarlos. Foto Wilson Valencia, reportero gráfico ACORD Antioquia.

==

Por: Roosevelt Castro B.

Con varios retos en lo técnico y en lo disciplinario, muchos de ellos solucionados por el VAR, culminó la actuación de su partido número 78, el árbitro Carlos Arturo Ortega Jaimes.

Sí, el juez central del compromiso entre Deportivo Independiente Medellín contra Deportes Tolima, en cumplimiento de la fecha 5 de los cuadrangulares Semifinales de la Liga Betplay Dimayor 2022-I, tuvo que acudir en varias ocasiones a la ayuda tecnológica, para solventar algunos problemas que se le suscitaron en el choque futbolero entre Rojos y Pijaos, jugado en el Estadio Atanasio Girardot de Medellín y que terminó con la victoria de la visita 0-1, con gol de Anderson Plata en el minuto 47 del primer tiempo.

Ambos equipos apelaron a módulos tácticos que hicieron que se poblaran de muchos volantes, en la zona medular y que se jugara en casi un 35% del Coloso de la 74.  El técnico local Julio Avelino Comesaña tuvo una figura táctica de 4-1-4-1, mientras que Hernán Torres, estratega de la visita, envió al terreno de juego un sistema 4-2-2-2, que el árbitro central cartagenero leyó, para que no tuviera complicaciones en su lectura del partido y en el juzgamiento del mismo.

Otra de las fallas del central Carlos Ortega fue no consultar el VAR para salir de la duda, jugada del minuto 48 del segundo tiempo que era empate del DIM. Foto Wilson Valencia, reportero gráfico ACORD Antioquia.

Arrancan los retos

El juez cartagenero de 33 años de edad, y profesional del pito desde el 2019, tuvo su primer reto al minuto dos de iniciado el partido.  El defensor Pijao Junior Hernández incursionó por el sector izquierdo, de la zona suroriental del Atanasio. Disparó a la portería defendidita por Andrés Mosquera Marmolejo y el balón se estrelló en el vertical izquierdo. El rebote lo tomó Juan Caicedo, ex DIM, y por poco anota.  El cordobés Dionisio Diaz, quien fungía como asistente arbitral No. 1, levantó el banderín para señalar el fuera de lugar del exdelantero rojo, aplicando bien la norma de que “el palo no habilitaba la jugada y que el ágil pijao le sacaba ventaja a la posición” (Ley 11).

A propósito de Caicedo.  El delantero se presentó en el Atanasio exhibiendo una especie de antifaz de color azul, que el equipo arbitral consideró que “era un objeto no revestía peligro tanto para el jugador como para sus contrincantes”, y por lo tanto lo dejó jugar, dando cumplimiento la norma (Ley 4).

José David Moya cometió falta a Luciano Pons, del DIM, que es castigada con un Tiro Libre Directo, en lo técnico, y una reconvención verbal, en lo disciplinario, por el juez Ortega Jaimes. (Min 17)

Tres minutos después, Pons pegó por detrás a Moya. Los jugadores visitantes reclamaron. No hubo medida disciplinaria.

Para el minuto 21 se presentó la primera revisión VAR.  Entrada fuerte del Rojo Jean Pineda, pero sin querer sobre Fabián Mosquera.  El juez VAR de Santander, Ricardo García, y su asistente Gustavo Murillo, de Chocó, llamaron al central Ortega Jaimes. Él revisó la jugada y consideró que fue sin culpa e izó la primera amarilla del partido para Pineda, retrotrayendo la jugada que había terminado en un saque de esquina y reanudando con un tiro libre indirecto a favor del onceno tolimense.

Sobre el minuto 28, nuevamente el juez cartagenero acude al VAR. Inicialmente, sancionó una falta a Luciano Pons en el sector nororiental del Estadio Atanasio Girardot e izó tarjeta amarilla a Fabian Mosquera, del Tolima, pero es llamado por el equipo VAR. Al revisar la jugada, se vio al defensor tolimense pisar con alevosía al delantero escarlata y decidió borrar la amarilla y sacar la roja directa.  Bien en la medida disciplinaria, que no se percató su asistente #2 Wilmar Navarro, de Santander, y quien estuvo muy cercano a la polémica jugada.

Con una excelente ubicación sobre el último defensor rojo del asistente # 1 Dionisio Ruiz y con gran manejo de su diagonal de Ortega Jaimes, el gol vino como baldado de agua fría, en la noche lluviosa medellinense.  Una desinteligencia del defensor Víctor Moreno, quien no realizó un achique sistemático de líneas, le permitió al delantero tolimense Anderson Plata realizar una diagonal hacia adentro para incursionar a las 16.50 ante pase magistral de Ibargüen y derrotar el marco defendido por Andrés Mosquera Marmolejo. Gol sobre el minuto 47 y en un tiempo de reposición de 4 minutos que había otorgado el juez central del partido.

Actos protocolarios DIM – Tolima con arbitraje cuestionado en jugadas clave. Foto Wilson Valencia, reportero gráfico ACORD Antioquia.

Segundo tiempo con más reto

Sobre el primer minuto, un fuerte manotazo de Andrés Cadavid a Anderson Plata, en el sector nororiental de la húmeda cancha, fue sancionado técnicamente y con medida disciplinaria de cartulina Amarilla.  Cadavid se salvó de la roja.

Tampoco cartulina amarilla para el lateral Jonathan Marulanda, de la visita.  El defensor obstruyó la ejecución de un saque de banda que realizaba Vladimir Hernández. Los protocolos de ley 15 (saque de banda) hablan de que los jugadores deben estar a 2 metros o más del que va a ejecutar la reanudación y Marulanda no lo estaba. Se salvó de la medida disciplinaria.

Otro reto VAR se presentó sobre el minuto 15. Posible mano del tolimense Rodrigo Ureña en el área. Carlos Ortega tendrá la última palabra. Acto seguido Andrés Ibargüen es amonestado por protestar decisiones arbitrales de ir a revisión VAR.  El juez central desestimó la acción de posible penal y reanudó con saque de esquina.

Otra roja directa se presentó en el partido. La expulsión esta vez fue para el delantero rojo Luciano Pons. Un codazo en la cara a Ureña, fue interpretado por el central bolivarense para dejar equilibrado el partido en el número de jugadores.

Las medidas disciplinarias continuaron. Los jugadores visitantes Lucumí (min 36), Wilson Cuesta (min. 41) y Rovira (min 47) se ganaron la cartulina amarilla.  Lucumí y Rovira por infringir persistentemente las leyes de juego, es decir comentar reiteradamente faltas (Ley 12) sancionadas con tiro libre directo (Ley 13) y del potero Wilson Cuesta, por perdida deliberada de tiempo, fueron castigados disciplinariamente con la amarilla.

El juego terminó con una jugada polémica. En el minuto 48, tres minutos después de los seis de reposición que dio Ortega Jaimes, fue anulado el gol de Diber Cambindo. Era la anotación del empate. El árbitro sancionó una posible falta al portero Wilson Cuesta de Adrián Arregui, quien saltó a cabecear un centro proveniente de un saque de esquina. Cuesta soltó el balón y el delantero rojo Cambindo la introdujo en la portería.  El balón en ningún momento fue aprehendido por el portero tolimense y el central cartagenero sancionó una carga, que, en este caso, puede ser licita y reglamentaria, pero que el juez interpretó mal y se acogió a un mito arbitral que dice que “el portero es intocable en el área de 5.50”.  Tampoco consultó el VAR para salir de la duda.

Así, sopesando esos retos arbitrales de Carlos Arturo Ortega Jaimes, el Deportes Tolima salió triunfador del Atanasio Girardot, que se había convertido en un fortín rojo, pues el cuadro local había alcanzado un invicto de 31 fechas sin ser vencido y Tolima rompió una recha de no ganarle al DIM de 8 años.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top