Capsulas de Carreño

25 años de Múnera empresa y «debuta» el sábado.

==

EMPRESARIO RADIAL

Hace 25 años nació la empresa Múnera Eastman. Ayer especial con el dueño Luis Fernando Múnera en el programa El Gran Combo del Deporte. 

-Le entró la radio por el ciclismo escuchando las Vueltas a Colombia.
-Estudió en la UPB que estaba llena de canchas.
-En lugar de jugar prefería narrar los partidos de sus compañeros.
-Cuando regresaba a casa seguía narrando y narrando.
-Armó su propia radio cuando tendría los 15 años.
-Con 20 años fue narrador de Caracol.
-Un enamorado de la técnica.
-Siempre pendiente de los que saben y no saben. De todos se aprende.
-Su clave: trabajar por y para la gente
-Dijo hoy: «Yo soy artista porque trabajo para el público»
-Ayer en el programa del Gran Combo del Deporte de las 12.00 por los 790 asegura que «narró cada partido como si fuera el debut y la despedida».
-Acá se exalta la labor empresarial de Múnera de tener su empresa.
-Ya son los primeros 25 años.
(Redacción Cápsulas).

====

                                         HOMENAJE A MÚNERA

Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre.
Popayán [[email protected]]

Publicación de Cápsulas el 19 de mayo de 2011.

Seguimos contando la historia de la radio deportiva. El invitado especial es Múnera Eastman, quién también tiene un lugar muy destacado en este escalafón de estrellas del micrófono. Conversatorio virtual, entre Giovanni García (G.G.), Óscar Restrepo Pérez (O.R.), y Bernardo Tobón  Martínez (B.T.). Fusión de  tres versiones para plasmar el perfil de Múnera Eastman, un fenómeno de masas.

DE LA VOZ DE LA INDEPENDENCIA

Múnera Eastman, narrador, empresario radial.

G.G. Luis Fernando Múnera Eastman es un mito en Medellín. Ha sido el locutor deportivo que más ha permanecido en primer lugar de sintonía desde que la radio existe: 23 años. Su épica carrera arranca en 1975 en la Voz de la Independencia, donde comenzamos juntos haciendo jornadas los sábados y domingos con el fútbol aficionado. Éramos estudiantes universitarios pero su chispa, rápida imaginación y carisma de líder se vislumbraba totalmente. Luego pasó a Prodeportivo Sutatenza, cuando Campuzano y yo nos fuimos a Bogotá y se formó el grupo de Medellín para tener una sucursal en Antioquia. Allí comenzó a ser narrador aunque siempre emulaba a su tutor de la época, Jorge Eliécer Campuzano. Quiso siempre llegar a ser más que el “Espectacular”: cantar el gol más largo, ser más rápido y entregarse por entero al antioqueño, lo que logró con el tiempo aunque con una diferencia total de timbre de voz.

B.T. Luis Fernando Múnera Eastman nació en Medellín un 18 de enero, se inició en La Voz de la Independencia como encargado de las estadísticas, trabajó en Emisora Claridad, Radio Sutatenza, Caracol Todelar y regresa a Caracol.

O.R. Múnera “explotó” en la radio paisa, porque de allí nunca quiso salir, como el mejor experimento de localismo bien entendido. Apoyando, sin discriminación a los dos clubes antioqueños y, por supuesto, sin hacer mucho alarde o manifestación del rival, o del visitante. Daba lo mismo. Múnera vendió un camino siempre positivo, pero cargado de mucho localismo. Quizás, eso le restó una posibilidad de haber alcanzado mayor proyección a nivel nacional, la que de todas maneras obtuvo cuando Caracol lo proyectó en eventos internacionales. Un narrador diferente, con picos de emociones que conmovían a oyentes fríos o calculadores. Fueron tan altos sus decibeles que muchas veces parecían incomprensibles.

G.G. Campuzano era la ópera y la zarzuela en el estadio y Múnera era el merengue o el reggaetón. En ese lapso en Medellín mientras Campuzano estaba en Bogotá se “metió” en el público Sergio Ramírez y por dos años fue la gran sensación por su voz timbrada parecida a la del “Gordo”, y con un gol similar. Cuando el “Gordo” regresa de Bogotá a su sede a mediados del  78, Múnera se mantiene en la alternancia hasta que Campuzano en el 80 se va a RCN ya que el proyecto PRODEPORTIVO dejaba de ser rentable y se diluía por una deficiente administración en Bogotá en la era final de Armando Moncada. Sergio Ramírez se va a Bogotá y entonces Múnera se ubica en Caracol-Medellín. En ese entonces se llamaba Voz de Antioquia. Y allí surge  con fuerza pero con sintonía baja al lado de Wbeimar Muñoz, quien ya era un empresario, la figura a vender, y llegaba de Súper donde estuvo asilado por un año por una disputa con Caracol.

G.G. Múnera era un gritón mas que un narrador, según Caracol y decide echarlo en 1982, sin mayores explicaciones; Benny Tobón lo recibe una tarde de diciembre cuando Múnera busca alternativa para su trabajo, y decide contratarlo para asombro de muchos pero Todelar no se resignaba a perder el primer lugar en el estadio al regresar Campuzano a RCN después de haber estado en el 81 y 82 con Todelar (años en el que Nacional es campeón y muere Zubeldia)y en 1983 pasa a ser la gran vedette en Todelar gracias a la visión de don Bernardo Tobón Martínez, el Benny que creyó en él y lo pulió, le dio maestría de hacer radio y Múnera que era inquieto, inteligente y fogoso aprende tanto que se sobra en Todelar.

B.T. Múnera reemplaza en Caracol Medellín a Sergio Ramírez. Caracol de un momento a otro por la “guerra” radial con Todelar contrata a Jorge Eliécer Campuzano, narrador del Circuito del pueblo colombiano y retira a Múnera. Entonces yo como gerente de Todelar contrato a Múnera, y a los pocos meses se apodera de la sintonía en el Atanasio Girardot, con un gran grupo deportivo.

DE CARACOL A TODELAR
G.G.
 Sólo permanece un año en la cadena del “lorito” donde logra todo: ser primero, tumbar a Campuzano del reinado, salir internacionalmente a donde quiera; recuerdo un mundialito en Grecia donde fue la sensación como me lo manifestó posteriormente Javier Giraldo que me acompaña en el Tour de Francia del 83 y venía de ser el comentarista de Múnera en Atenas una semana antes.

Era la época brillante de Todelar que quería estar en todos los eventos pero le faltaba el Mundial de fútbol, que fue adquirido casi de por vida por Caracol (gracias a manipulaciones políticas de Alfonso López Michelsen en aquel entonces dueño caracolero) y creo que esa fue la causa para que Todelar no perdurara mucho tiempo en el curubito radial. En fin. comenzó, allí en la cadena de la calle San Juan, a ser el más oído y recordado gracias a su talento más que su voz, por que según los expertos su voz débil y chillona la compensaba con una gran imaginación y un talento a toda prueba para sacar a relucir cosas nuevas en la época.

O.R. Su gran victoria fue separarse de Wbeimar y “crear rancho aparte” con un éxito indudable. En ello le ayudaron mucho sus hermanos. Luis, fue creando una necesidad radial, aprovechó el momento para hacerse propietario de la estación y en ella ha desarrollado el proyecto que, seguramente, como empleado no hubiera podido concluir. Múnera, a secas, constituye en Medellín el mismo fenómeno de Perea en Barranquilla, por su actitud totalmente entregada al de casa. Pareciera por momentos que los demás no existían. Inclusive, cuando le tocó narrar un gol del adversario de los clubes paisas, sólo lamentos se percibían en los radios.

G.G. Bien difícil me tocó por ejemplo manejar esas situaciones pues de ser confidente de Campuzano en Todelar hasta el 81 cuando me voy transitoriamente a RCN por el 82, paso a ser amigo especial de Múnera en Todelar. Y así permanecí muchos años pues Múnera siempre fue muy especial y deferente conmigo así supiera de mi amistad con Jorge la que aún prevalece. Pero él todo lo sabía manejar: parecía un diplomático, le daba la razón a los demás y él imponía sus ideas a largo plazo.

Sin embargo, en lo que acertó desde que inicia en Todelar es que un narrador debe ser encumbrado no por comentaristas, sino por animadores de tribuna que en ese tiempo se estilaban en Todelar y no en Caracol que era señorío y seriedad total. Gustavo Torrres y Alejandro Celi en Todelar Bogotá o Elmer Cañas en RCN daban la pauta nacional de lo que iba a ser una época de agitadores de masas. Pastor se sostenía en El Campin ante Sergio Ramírez o Marco Antonio, con grupos poderosísimos, pero tenía todo con animadores, y Múnera en Medellín debía hacer lo mismo, según la pauta general del Benny; por eso lo rodea de Alfonso Gòmez, Alonso Arcila, Víctor el “Piropero” Prieto, Santy Martínez y Jorge Luis Cano. Todo un combo de la alegría que encumbra a Múnera en tan solo dos meses para arrebatarle la sintonía a RCN que como siempre fue fría y distante del público en el Atanasio.

G.G. El “Sensacional” como le empezamos a llamar en el 83 no defraudó la confianza del Benny que lo rescata de Caracol y se asomó al Olimpo de la radio. Triunfa y de qué manera. Los comentaristas éramos más útiles en la semana que los domingos donde prevalecía el show: Rafa Villegas y yo en los comentarios, junto a los reporteros Bernardo Ramírez, Gilberto Arenas, Freddy Erazo (q.e.p.d.) y Luis Fernando Posada hacíamos un trabajo en la semana que aportaba al estupendo show del domingo.

Éramos los que en la semana sosteníamos lo que se hacía el domingo. Múnera era otra forma de hacer radio con resultados, comercialización, riqueza en ventas, y gran poder económico. Todelar quintuplica sus ventas pero la dicha dura poco, pues Caracol herido en su amor propio se percata de su error garrafal y decide llamar a Múnera para que vuelva en el 84.

El “Paisita” como se le comienza a llamar por su amor a la tierra y estupenda politización de todo lo paisa, se va de Todelar aun a pesar de don Bernardo Tobón Martínez y su padre don Bernardo Tobon de la Roche quienes quisieron mantenerlo en la compañía: se pierde el primer lugar de sintonía pero ante todo, se pierde al gran suceso de la radio colombiana en esa época. Caracol puso millones de por medio y Múnera se quiso desquitar regresando como gran triunfador.

G.G. Luego sus años al lado de Wbeimar marcan una época brillante en Antioquia hasta que finalizando los 80 decide independizarse, dejar a Wbeimar los domingos en Voz de Antioquia y él por Radio Visión, hacer su empresa de Múnera Eastman Asociados, y comienza una gran era más comercial que radial, pues a decir verdad todo tenía precio y todo se vendía como pan caliente así no fuera lo mejor.

El mejor era Múnera pero alrededor de él como marca todo se podía vender. Su hermano Jaime, el gran motor comercial de Múnera, y el clarividente comercial más grande de la radio en Antioquia sabe a que le apuesta y desarrolla un gran proyecto que daría luego con la formación de una empresa con emisora propia que hasta hoy se mantiene exitosamente.

Pero Múnera es el sello y la marca, no tiene necesidad de comentaristas fulgurantes, ni de animadores de tribuna como en Todelar pues él ya ha montado su show con la tribuna directamente y a los vivas, los gritos y los olés le sumó su dialéctica paisa, llena de populismo, o populacho como el hablar en parcerismos y vulgarismos que llenaron especialmente a los jóvenes de estratos populares de Medellín y Antioquia que hasta hoy le sostienen la sintonía pues la radio es más un objeto de consumo en el 80 por ciento de la población de clases media y baja.

Compartir:

2 comentarios

  1. Eduardo Vargas

    19 mayo, 2022 at 9:42 pm

    LOS 25 AÑOS DE EMPRESA DE MÚNERA
    Hay que decir las cosas como son la voz que identifica al pueblo antioqueño en la radio deportiva es y seguirá siendo Luis Fernando Múnera Eastman o mejor conocido como el Paisita de Oro Múnera Eastman.
    Que para muchos no nos guste su estilo de narración es otra cosa pero no se puede negar lo anterior.
    Eduardo Vargas

    Hincha de Junior
    Barranquilla

  2. Jorge Ivan Londono Maya

    19 mayo, 2022 at 8:57 pm

    LAS TRANSMISIONES DEL PAISITA
    Imposible olvidar aquellas transmisiones del paisita, cuando se ponía de «ruana» el Atanasio, y a todos nos ponía a cantar a una sola voz. Para resaltar su trabajo en las dos Copas Libertadores ganadas por Nacional. Inolvidable la narración del tercer gol de Nacional frente a Rosario Central, anotado por Berrio, y que nos dio la clasificación a la final, se metió dentro del micrófono.
    Felicitaciones a todo el grupo de Munera por los 25 años cumplidos, y que sigan cosechando éxitos.
    Jorge Iván Londoño Maya, desde el exterior

    Hincha de Nacional
    El Retiro

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top