Capsulas de Carreño

Nacional fue otro, pero …

 

Por Jorge Alberto Cadavid M.

 

 

*La novatada de Mejía echó al traste lo que era el punto de partida de la recuperación anímica y de posiciones..
====

 

Ese pero, lo explica el destacado de la cancha, Aldair Quintana cuando al recibir el reconocimiento y a una pregunta de porque no se obtuvo el triunfo, claramente dijo » una última jugada a la que se le pudo dar un mejor manejo».

Y fue que el » novato » Mejía a falta de segundos para finalizar, cobra una falta a riesgo, cuando era para devolver a la defensa y consumirse esos segundos.

Cuando era un triunfo que aseguraba la recuperación anímica del equipo, la irracional decisión de Mejía, pone un motivo mas de malestar en el vestuario, y a todas estas que culpa tiene Herrera?

Nacional afrontó este partido con una nómina muy madura o mejor entrada en años, que sobre todo en el medio campo no garantiza por físico, una continuidad y equilibrio que exige la contención.

Ante un equipo como el Tolima que por lesiones daba ventajas, sobre todo en los centrales.

Nacional juega con orden, ambición, tiene la pelota, regresa bien y forma un doble cuatro que hace equilibrio y cuando es superado responde Quintana.

Las opciones se repetían por parte del Verde, sólo a los 28 minutos ante un doble mal rechazo defensivo del vino tinto, Mantilla hace un gol de factura.

Al final de la inicial el marcador pudo ser mas amplio a favor del visitante, para destacar palomita de Olivera que estrelló el balón en el travesaño.

La etapa final comienza con un Tolima recompuesto por Torres, Nacional se vino abajo y abrió los espacios para que llegara como un vendaval el ataque local.

El empate no se hizo esperar, Rangel sorprendió antes de que Herrera respondiera con cambios que cambiara el ímpetu pijao.

A los 61 minutos salen Barrera ( disgustado ) y Pabón e ingresan Guzmán y Román (debut) , luego Palacio por Jhon Duque (intrascendente).

Esta respuesta de Herrera volvió a equilibrar y como resultado vino la ventaja por cuenta de Duque, que guapeando superó y venció.

Era un triunfo ya consolidado, pero la novatada de Mejía echó al traste lo que era el punto de partida de la recuperación anímica y de posiciones..  no falta el pero.
===

Compartir:

2 comentarios

  1. Gustavo Ruiz

    24 julio, 2022 at 10:34 am

    EL DIABLO ESTÁ EN LOS DETALLES

    Yo sí prefiero destacar el avance en el equipo. En el primer tiempo jugó mejor incluso de lo que hizo en el torneo pasado, buena circulación de balón, juego colectivo, llegadas al arco y seguridad defensiva.

    Jugadores que emanaban desconfianza cumplieron: Quintana y sobre todo Devenish quien mostró versatilidad para salir desde atrás. Jarlan ofreció salida y asociación, siendo una de las figuras del primer tiempo.

    En el segundo faltó más picardía del equipo. Para Saúl Restrepo hay que recordarle que el cambio no se demora por decisión técnica, sino que los jugadores estuvieron casi dos minutos esperando entrar y a nadie de Nacional se le ocurrió la brillante idea de botar el balón para que se hicieran efectivos. Ese fue el primer detalle.

    El segundo es el que menciona don Jorge, ese cobro a riesgo sin terminar la jugada y esa defensa adelantada, fueron el caldo de cultivo para el empate. No es posible que a un equipo ganando le hagan un gol de contragolpe faltando un minuto.

    El tercero es el de las lesiones en tiempo suplementario. ¿Cuándo van a entender los jugadores que si ellos se tiran en el tiempo de descuento, el árbitro va a descontar un minuto más? No importa si usted se tiró 20 segundos, le clavan el minuto. La opción es darle manejo, tocar, circular el balón. Tolima no tenía como empatar ese partido, ya que el gol de Duque los aniquiló, pero Nacional entregó el empate.

    Con respecto a Jefferson Duque quiero decir algo. El gol es el sello del devorador. Así le hizo un gol a Santa Fe en una final. Pero hay un dilema fuerte, hay jugadas que solo él puede generar por sus movimientos, pero frente a las cuales no tiene la velocidad necesaria para llegar. Entonces se vuelve un «no contigo ni sin ti», pues sin él no se generarían, pero con él no se pueden concluir. Habría que insistirle más en el trabajo de velocidad.

    De todos modos, así me vaya aburrido por el resultado, quedo contento con la actitud y el fútbol de Nacional. Que Tolima tampoco es cualquier pintado en la pared.
    Gustavo Ruiz

    Hincha de Nacional
    MEDELLIN

  2. Saùl Restrepo

    24 julio, 2022 at 9:23 am

    BUENO, AL MENOS NO PERDIERON

    Sinceramente en las cuentas estaba perder este también y los que siguen que ya son ‘ganables’, Pasto, Alianza, empezar a cuadrar caja. Y creo que muchos pensaban lo mismo. Entonces el haber empatado, pues ante la baja expectativa y no habiendo mas…

    Ahora; Por primera vez en mucho tiempo empezaron ganando y luego volvieron a tener la ventaja y los empataron, no al contrario como ya es costumbre.

    Sin embargo la forma como los igualan, si es para arrancarse los pelos de las ________ Orejas. Es más, los dos goles que les hacen son errores de fundamentación básica. Lo cual hace sentir que realmente se perdió.

    Nacional en todo caso sigue regalando un tiempo, Antes era el primero, ahora es el segundo. Ver el arranque ayer fue gratificante porque se veía un verde diferente, como que ya se había recuperado y daba buenas sensaciones.

    Salen a la complementaria y volvieron a lo mismo, a las mismas limitantes, a no corregir y a tener desórdenes tácticos que ya son característicos.

    ¿Qué culpa tiene Hernán?
    De las ocurrencias de un jugador, en lógica no. Pero si la tiene en la falta de reacción. Los primeros 2 cambios debieron entrar mucho antes, cuando entre el 45 y 55 ya era notorio el desorden y la encimada de los Pijaos. Se demoró y mientras esperaban para entrar les empatan perdiendo tal intención.

    Y luego para cerrar el juego y cuando Guzmán se dolía del tobillo, la iniciativa al reanudar no era por parte de un jugador, sino desde el banco.
    Esa es la partida del cúmulo de errores que desembocan en el empate.

    Nacional sigue circunscrito y apocado en su juego y propuesta, hay un mal ambiente que se notó al salir Jarlan y el trato de Mejía a sus compañeros.

    Insisto que la confianza se perdió al interior, cuando lo prometido no se cumplió, ese desengaño no lo superan. Se comportan como novia decepcionada antes de separarse. Pueden publicar vídeos del entrenamiento donde se ven risas y abrazos con mucha familiaridad, pero la voluntad está en otro lado.
    Saúl Restrepo

    Hincha de Nacional
    Bogotá

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top