Capsulas de Carreño

Reinaldo Rueda (I).. Por Tobías Carvajal Crespo, Cali

Reinaldo Rueda jugó solamente en equipos del fútbol aficionado, nunca en primera división. Su primera experiencia profesional como técnico fue Cortuluá. Foto tomada de http://www.infodeportes.com/

— 

*Nació en tiempos de total desorden en el torneo rentado.. Un día antes pereció el ídolo azteca Pedro Infante.

 —

Por Tobías Carvajal Crespo.

 

Después de muchas idas y venidas, en sentido figurado, pues ahora todo es virtual, llegó a la dirección del seleccionado nacional de Colombia el técnico Reinaldo Rueda Rivera.

El nuevo blanco de grandes elogios así como de severas críticas -ya lo comprobaremos- nació un martes 16 de abril de 1957, un día después de la trágica muerte  del famosísimo cantante y actor mexicano Pedro Infante, quien en Mérida (Yucatán) no pudo eludir la muerte en un accidente aéreo que se constituyó el tercero y último de esta índole que sufrió en su convulsionada vida artística.

Por los lados del fútbol profesional de la época la situación no era muy clara. El domingo anterior a su natalicio -abril 14- se cumplió en diversas canchas del país la 3ª. fecha de la primera Vuelta del desorganizado certamen de ese tiempo. Un total de 10 equipos en contienda.

En Bogotá, Santa Fe goleó al Cúcuta Deportivo por 4-1. Figuras Cardenales, entre otros, el arquero paisa Gabriel Mejía, Carlos Arango, Carlos Alberto Bolla y Rodolfo Bediale. Entre los Motilones, Bibiano Zapiraín, Valerio Delatour, Lauro Rodríguez y el arquero Gonzalo Escolar.

Independiente Medellín goleó en la misma jornada al Unión Magdalena por 6-1, en el estadio Atanasio Girardot. Era el Poderoso de hombres como Efraín Caimán Sánchez, Jaime Manco Gutiérrez, Lorenzo Patademula Calonga y Pedro Roque Retamozo.

Y en el Pascual Guerrero el hoy extinto Boca Junior superó a Atlético Nacional, bajo torrencial aguacero por 3-1. El Boca caleño de José Eduardo Castro, el portero Héctor La Sombra Martínez, José Beningo Sanez y el inolvidable paraguayo Porfirio Rolón. En las toldas Verdolagas el golero vallecaucano Fredy Escobar, el uruguayo Julio Ulises Terra y el criollo Ignacio El Loco Calle.

Por tiempo transcurrido, muy pocos aficionados ubican a los personajes de nuestro fútbol profesional que aquí evocamos.

Los seis equipos restantes, integrantes del certamen de hace 64 años fueron: Deportes Tolima, Atlético Quindío, Atlético Bucaramanga, Deportivo Pereira, Millonarios y América.

A propósito de América, el equipo de los Diablos Rojos junto con Santa Fe, protagonizaron el domingo 21 de abril (Rueda tenía escasos cinco días de nacido) uno de los empates más insólito en la historia del balompié rentado: en el Pascual Guerrero igualaron a cinco goles.

Por los Diablos anotaron Efraín Caraña González (2) Alfredo Bonilla, Norberto Sotelo y Julio Shinola Aragón. Por los Cardenales, Norberto Gallito Hernández en tres ocasiones y Miguel Vega en dos. Dirigió el juego el juez quindiano Ovidio El Sauce –por su estatura- Orrego.

Un certamen de 1957 desastroso en su organización, con calendario aprobado y desaprobado, que finalmente pudo concluir entre las fechas de marzo 19 y 23 de 1958, en doble confrontación entre Deportivo Independiente Medellín y Deportes Tolima.

El equipo Pijao de ese año a cargo del técnico Juan Andarín Barbieri y con hombres como Oscar Jamardo, Rubén Ángel Musso, Roque Mercury, Aníbal Alzate, Liborio Leticiano Guzmán, el golero Marino Lozano, yerno del mítico Julio Cozzi y Héctor Inocencio Pérez, entre otros.

A nivel de selección nacional de Colombia, cuando Rueda Rivera llegó al mundo, el equipo criollo, dirigido por el colombiano Pedro Ricardo López, venía de disputar en Lima (Perú) escasos 15 días atrás, el último de sus seis partidos en la Copa América, luego de una ausencia de ocho años del importante evento continental.

Un híbrido de Selección Colombia que se montó con jugadores de la mejor Selección Valle de todos los tiempos y los mejores profesionales su la época.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top