Capsulas de Carreño

Seguro mató a confianza.

IBAGUÉ. Tolima 2 – Nacional 2. Un partido que además del amarguito final, deja cosas buenas porque se recupera la confianza perdida, porque se demuestra que si se puede, y hay con qué y con quien. Foto @Dimayor.com.

==

Por Jorge Iván Londoño Maya.

 

 

*Un partido que además del amarguito final, deja cosas buenas porque se recupera la confianza perdida.

====

 

Durante varios días, Nacional y sus hinchas probamos la hiel del último lugar de la tabla. Menos mal el empate que le regalamos al Tolima nos encumbró al puesto 15, claro que no sabemos por cuántas horas, porque este torneo nuestro, en asunto de posiciones, es una enorme rueda de Chicago, o si no que lo digan los samarios que andan encaramados en la cima de la Sierra Nevada.

 

Cuerpo técnico y jugadores, tuvieron una semana para prepararse táctica, física y sicológicamente para este partido contra los Pijaos, mientras los hinchas esperábamos con incredulidad una mejora del equipo, pues lo poco mostrado en fútbol hasta ahora, y lo demasiado en falta de actitud, no daban para menos.

 

Herrera acude a Quintana en reemplazo de Mier, inyección  que en mi concepto se debió haber aplicado también para el partido anterior. Regresa Jarlan a cambio de Andrade, lo que le permite al técnico anotarse diez carambolas en su fichero.

 

Y sonó el pito de un señor alto, vestido de amarillo y negro, que con sus decisiones dejaría perplejo a Descartes, por su posición en contravía con la física y la geometría analítica. Nacional sale del cascarón de confort de los tres partidos anteriores, todos se ponen el overol, la buena actitud va de la mano con el sudor y se apodera de las acciones y del partido, con un fútbol fluido, colectivo y solidario,  con opciones de gol que se desperdician, con un extraordinario gol de Mantilla digno de Qatar y de cantar. Así es, qué primer tiempo mis amigos, no visto ni en las instancias finales del torneo anterior. Sorpresas nos da la vida.

 

Los 15 minutos de descanso son aprovechados por el técnico Herrera para tomar agua y ponerse los parches en la palma de la mano, y por el técnico Torres para hacer los ajustes que él considera, ajustes que le dan resultados, porque el segundo tiempo comienza al revés, con un Tolima que pone las condiciones, acorrala a Nacional que no atina a salirse de esa caparazón de lechona, y llega el empate. Herrera & Cía. le meten incienso al mal momento y hacen los cambios que generan una sacudida del dominio vinotinto, cambio que da lugar al gol de Duque, quien como en sus inicios, en una baldosa deja a su marcador, corre unos metros  y empalma el derechazo para poner el balón lejos del portero Cuesta y el marcador a favor de Nacional.

 

El señor alto da 4 minutos de alargue, Mejía cobra un tiro libre en la mitad de la cancha por falta a Guzmán, y en vez de aflorarle la experiencia ganada en tantos años de pegarle al balón, aparece la inocencia del niño de segundo de primaria que cobra al sitio menos indicado, dando lugar al contragolpe del Tolima que termina con el gol del empate por intermedio de ese dolor de cabeza con nombre de Junior y apellido.  Hernández. Corría el minuto 93, y a la par corrió la desazón en la familia verdolaga.

 

Un partido que además del amarguito final, deja cosas buenas porque se recupera la confianza perdida, porque se demuestra que si se puede, y hay con qué y con quien. Eso sí, también quedo en evidencia que “Seguro mató a Confianza” y que los partidos terminan cuando pita el señor alto vestido de amarillo y negro.

 

Y que se venga el Pasto, carajo.
===

Compartir:

5 comentarios

  1. Victor H Restrepo Tapias.

    25 julio, 2022 at 7:50 pm

    POR COMENTARIO DEL SR. CORREA
    Grato para mi saludarle señor Correa, no tuve la oportunidad de ver el partido de los «pelaos» medio vi pasajes de algunos muchachos contra Cortuluà; es como usted lo afirma no hay mucho para escoger, es increíble como estos muchachos no salen a romperla, se quedan ahí con ese jueguito de «bobito» dàmela te la doy y no pasan de ahí, parece que no ven fútbol de afuera, donde el asunto es de ida y vuelta, cacho adentro como dicen los argentinos.

    Señor Correa, no sè usted yo me pregunto ¿ cuales son los paràmetros para llegar a las inferiores de Nacional? ¿Biotipo? ¿Calidad? ¿mèrito o capacidad? ¿Rosca? Sea cual sea hay muy poco, creo yo, para tantas preferencias con estos «muchachitos» muchos años atràs con menos se hacía mas.

    Deberían de enviar veedores a canchas de barrio, en Tumaco, en el Chocò, en el Valle; acà en Cali hay unas canchas donde se juegan torneos de muchachos y vaya la calidad de muchos de ellos, simplemente no tiene padrino que los arrimen a un equipo profesional; desperdiciar dinero y tiempo en unos jovencitos «pechifrìos» sin compromiso no tiene sentido, màxime cuando los dueños anda en modo ahorro.

    Se seguirà contratando veteranos de nombre, sin presente, costosos, para competir en un fùtbol cada día mas físico, de sacrificio, de correr, así la calidad importe un carajo.

    Un abrazo señor Correa.
    Víctor H. Restrepo

    Hincha de Nacional
    Cali.

    • Jorge Iván Londoño Maya

      26 julio, 2022 at 11:55 am

      EN RESPUESTA A VÍCTOR H. RESTREPO TAPIAS
      Respecto al tema de las divisiones menores de Nacional, tocado por Rafael Ignacio y Víctor, creo que el sólo nombre lo dice, son menores. La verdad, de esos dos equipos que se pueden sacar con estos muchachos, no pasa nada. Ahora bien, dentro del cuerpo directivo de Nacional está Sebastián Lopera como «director de compras» para decirlo en otra forma, pero con basta experiencia en ese campo echarle ojo a los prospectos, toda vez que antes de ingresar a Nacional, representó una de esas empresas.

      Lo que si me llama la atención es el caso en particular de Tomás Ángel, un jugador que en sus inicios fue la sensación, pero que no ha tenido cabida ni con Restrepo ni con Herrera. Creo que Ángel es mucho mas jugador que Ruyeri Blanco, quien está en Nacional por ser cuota de la cuestionada señora Ardila.
      Jorge Iván Londoño Maya

      Hincha de Nacional
      El Retiro

  2. Rafael Ignacio Correa González

    25 julio, 2022 at 8:44 am

    MEJORÍA GRUPAL DE NACIONAL
    Apartados siempre del resultado, acudimos al famoso «COMO»se gana, pierde ó empata.

    La sorpresa como lo describe bien Jorge Iván fue ver a un Nacional con el overol puesto, atacando, jugando bien y lo más importante con vergüenza deportiva.

    Un primer tiempo de fútbol bien jugado como hacía mucho no lo veíamos, demostrando claramente que si este equipo sale a atacar es otra cosa muy diferente pudo terminar el primer tiempo con un 2, 3 cero a favor.

    Lo complejo era determinar cuanto duraría la gasolina, pues es claro que a los veteranos ya no les da para un ritmo de esos y en el segundo tiempo iniciamos como los anteriores partidos, sometidos hasta el empate y a sufrir para que de nuevo no pasaran de largo..se sacude un poco con los cambios se logra la ventaja pero la ratificación de una zona de recuperación muy deficiente con Mejía y Duque que no son filtro de nada y esa zona es otra llamada a reforzar a gritos, la mala ejecución de ese cobro del experimentado Mejía da al traste con la victoria que era necesaria.. y de nuevo la figura el arquero.

    No obstante, se debe resaltar la mejoría grupal en lo futbolístico y actitudinal por lo menos así el análisis es diferente.
    Rafael Ignacio Correa González

    Hincha de ATLETICO NACIONAL
    Medellín

  3. Victor H Restrepo Tapias.

    24 julio, 2022 at 2:37 pm

    NACIONAL SE SACUDIÓ
    Por lo menos el equipo se sacudió de ese fútbol que no imponía condiciones afuera.

    Lamentable perder dos puntos ante un rival complicado y peor aún por un error de un general.

    Sirvió para notar cuan falta hace delanteros rápidos y verdaderos extremos, que por lo menos hagan pensar al rival de no lanzarse tanto al ataque con sus laterales, que fue lo que Tolima impuso.

    Es evidente como lo indicaba un columnista en días pasados, como en algunos partidos pesa la edad en algunos jugadores y mas con transiciones rápidas, se sufren los partidos.

    Aldair, respondió como debía, pero queda un dejo de preocupación con èl cuando el rival se aproxima al arco de Nacional, es cuestión de tomar confianza.

    Bueno mas refuerzos no llegarán, pregunto ¿ No se encontrará en las inferiores un jugadorcito rápido, gambeteador, jugoncito que los suban, que por lo menos adelante inquiete y preocupe al rival? No se puede sufrir tanto los partidos.
    Víctor H. Restrepo Tapias

    Hincha de Nacional.
    Cali.

    • Rafael Ignacio Correa González

      25 julio, 2022 at 8:25 am

      EN RESPUESTA A VÍCTOR H. RESTREPO TAPIAS
      saludo cordial Víctor.

      No sé si pudiste ver la final entre Independiente del Valle y Nacional el pasado sábado a las 11:00 de la copa mitad del mundo Sub-18.

      Realmente esperaba mucho más de estos «pelaos» de Nacional que en los partidos previos habían mostrado un poco más, pero en la final fueron «borrados» por el equipo local, muy pobre presentación, muy lentos y poco propositivos para un 3-0 lapidario.

      Jugó Solís el que dicen es el reemplazo de Baldomero, no mostró nada de nada.

      Todo esto a su inquietud sobre lo que pueda haber en las fuerzas básicas, de pronto el «pelao» Oscar Perea, pero sin ser cosa del otro mundo. Algo interno pasa porque da tristeza la mediocridad de los nuevos talentos de hoy.
      Rafael Ignacio Correa González

      Hincha de ATLETICO NACIONAL
      Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top